CIENCIA Meteorología

El Grupo de Investigación de Física de la Atmósfera de la Universidad de León lidera avances en predicción de lluvias

Dron del Grupo de Investigación de Física Atmosférica de la ULE.

El Grupo de Investigación de Física de la Atmósfera (GFA) de la Universidad de León (ULE) se ha consolidado como referente internacional en el campo de la investigación meteorológica, gracias a los logros y contribuciones a la comunidad científica y a diversas instituciones a nivel nacional e internacional.

Desde su creación, el GFA, dirigido por José Luis Sánchez Gómez, catedrático de Física Aplicada de la ULE, se ha centrado en la investigación aplicada para abordar actividades relacionadas con la meteorología adversa, consolidándose como líder en el campo y siendo merecedor de premios y reconocimientos a nivel global. Sus soluciones han sido implementadas con éxito en una variedad de contextos, incluyendo colaboraciones con administraciones como Confederaciones Hidrográficas y Servicios Meteorológicos, así como con grandes empresas como Canal de Isabel II, Dominion, Indra, Álava Ingenieros, Mapfre y empresas como Vexiza y Aslogic.

En el ámbito de la meteorología adversa, el GFA ha desarrollado soluciones pioneras para la detección en tiempo real de zonas de granizo, utilizadas por algunos usuarios, como la red de radares del Gobierno de Mendoza en Argentina. A estas innovaciones se suma la especialización de este grupo en sistemas de detección de granizo en el suelo, convirtiéndose en líderes mundiales, con sus soluciones en uso en Argentina, España, Francia y Grecia. 

Miembros del equipo

José Luis Sánchez lidera un grupo de trabajo integrado por Eduardo García Ortega, Laura López Campano, José Luis Marcos Menéndez y Andrés Merino Suances. Este Grupo de Investigación aporta una serie de soluciones científico-tecnológicas de gran relevancia a través de sus investigaciones dentro del campo de la predicción de la precipitación sólida y líquida, como el que desarrollan en la constelación de satélites Global Precipitation Measurement de la NASA, el sistema de observación más avanzado de la historia “que nos está permitiendo construir herramientas que permiten mejorar los modelos de predicción”, explica José Luis Sánchez. 

Uno de los hitos notables del GFA es su participación en la implementación de modelos de predicción meteorológica en el Centro de Investigación Aerotransportada de Rozas, perteneciente al INTA, lo que ha llevado al desarrollo de aplicaciones para garantizar la seguridad de los vuelos de RPAS, también conocidos como drones. Estos modelos tienen aplicaciones adicionales, como la estimación de la intensidad del viento previsto en campos eólicos, con una baja incertidumbre.

Meteorología como riesgo y recurso a la vez

El Grupo de Física de la Atmósfera entiende la meteorología como un riesgo y un recurso, y se ha dedicado a esta labor durante más de 30 años. Como parte de su compromiso con la seguridad y el futuro, el GFA está trabajando en la creación de un sistema seguro para la coexistencia de plataformas aéreas convencionales y drones en el espacio aéreo de la Unión Europea para el año 2030.

José Luis Sánchez Gómez señala que, para alcanzar este objetivo, desde el Grupo de Investigación “nos involucramos en la meteorología, tenemos que hacer un sistema que sea seguro para las plataformas y para los drones”. Otra área de investigación clave del Grupo se enfoca en “la mejora de la predicción de la precipitación, dividiéndose en el estudio de modelos numéricos de predicción y sistemas de observación. En los últimos siete años, hemos contado con datos de la constelación de satélites GPM de la NASA, lo que nos ha permitido mejorar la capacidad de nuestros modelos para garantizar vuelos seguros y de confianza”, señala Eduardo García Ortega, investigador del GFA y catedrático de Física Aplicada en la ULE.

Metodología propia

“Hemos tenido que diseñar nuestros propios sistemas y metodologías y con ello hemos idos tomando medidas para comparar el resultado de los modelos con el de las medidas. Así vamos mejorando la capacidad que tienen unos y otros para asegurar que los vuelos tengan la confianza suficiente y que no se caigan, que es lo que queremos”, subraya José Luis Sánchez. 

El Grupo de Física de la Atmósfera continúa siendo un referente en la investigación y la aplicación de soluciones meteorológicas avanzadas, desempeñando un papel fundamental en la seguridad de los vuelos y la mejora de la predicción meteorológica. Su compromiso con la innovación y la excelencia científica sigue impulsando avances significativos en su campo.

Etiquetas
stats