Castilla y León Castilla y León
Castilla y León

Castilla y León

La Patronal considera “impropios de una sociedad democrática” los mensajes del vicepresidente García-Gallardo

Pablo Fernández piden a Mañueco el cese de García-Gallardo e Igea que le desautorice por anunciar el recorte a los agentes sociales.

presidente Junta Alfonso Fernández Mañueco Consejo Diálogo Social de Castilla y León sindicatos patronal ccoo ugt ceoe
Alfonso Fernández Mañueco con los miembros del Consejo del Diálogo Social de Castilla y León, archivo. / Miriam Chacón / ICAL
ileon.com  | 16/06/2022 - 14:33h.

La Patronal de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) espera que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, como presidente además del Consejo Diálogo Social, aclare a los agentes económicos y sociales representativos de Castilla y León si los recortes a sindicatos y patronal anunciados por el vicepresidente Juan García-Gallardo y cuantificados en 20 millones de euros, están "consensuados" por el Gobierno regional o "es sólo una decisión arbitraria de una parte del Ejecutivo".

"Será entonces en ese momento cuando CEOE Castilla y León, con las explicaciones oportunas, pueda realizar una valoración detallada", indicaron. La Junta Directiva de CEOE Castilla y León, reunida hoy en Valladolid, valoró la disposición del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, para celebrar en los próximos días una reunión del Consejo del Diálogo Social.

Los órganos de Gobierno de la Confederación apuntaron "su más absoluta incredulidad" ante el anuncio realizado el pasado lunes por Juan García-Gallardo, y el consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, ambos de Vox, en relación a la reducción y eliminación de determinados programa y líneas de actuación en el marco del Diálogo Social y en beneficio de los empresarios y trabajadores de esta Comunidad.

La patronal expresó su rechazo tanto por las formas de hacer público tal anuncio por el vicepresidente de la Junta, como por el contenido de los mensajes lanzados "con calificativos impropios de una sociedad democrática y que cuestionan de forma injustificada el papel del empresariado".

En cualquier caso, la Confederación expone que "desde la máxima responsabilidad y compromiso, seguirá trabajando en beneficio de los empresarios de esta Comunidad, porque el Diálogo Social, elogiado dentro de nuestro territorio nacional e incluso a nivel internacional por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), es entendimiento, no confrontación; voluntad de dialogar y llegar a acuerdos que se materialicen en avance, crecimiento, riqueza, empleo y bienestar económico y social".

En este contexto, la Junta Directiva de CEOE Castilla y León solicita "el máximo respeto hacia un modelo de trabajo que forma parte de la máxima norma legislativa regional, el Estatuto de Autonomía de Castilla y León, así como constitucionalmente reconocido en el artículo 7 de la propia Constitución Española".

Críticas desde el Grupo Mixto

Las críticas aún fueron más ácidas desde el ámbito político. En concreto, el portavoz del Grupo Mixto, el leonés Pablo Fernández, de Podemos, pidió al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que cese a su 'número dos', Juan García-Gallardo, por anunciar sin acuerdo del Consejo de Gobierno el polémico recorte. Por su parte, Francisco Igea (Ciudadanos) exigió "la desautorización expresa" por el titular del Ejecutivo.

En declaraciones posteriores a la Junta de Portavoces, Pablo Fernández y Francisco Igea coincidieron en que Fernández Mañueco tiene que desautorizar a su vicepresidente por haber anunciado un recorte en las ayudas a los agentes sociales sin que se haya acordado en el Consejo de Gobierno, si bien el primero fue más lejos y planteó su cese.

"No se puede anunciar un acuerdo que no existe", recalcó el exvicepresidente de la Junta y parlamentario de Ciudadanos, convencido de que el objetivo del anunció por parte de García-Gallardo fue electoral, justo el día del debate de los candidatos andaluces, que utilizó Macarena Olona en su intervención.

Por lo tanto, afirmó que el recorte es en este momento "una declaración de intenciones" al no contar con un acuerdo formal del Gobierno autonómico y confió en que "no siga más allá de la campaña andaluza", pero también pidió a Fernández Mañueco que haga su función de coordinación de la acción de Gobierno y si no sabe se la deje a otro.

"Es un sainete", sentenció tanto en referencia a cómo se anunció en la sede de la Junta y a que, después, Fernández Mañueco haya dicho a patronal y sindicatos que "estén tranquilos", pues se reunirá el Consejo del Diálogo Social para analizar la medida anunciada por García-Gallardo.

Tanto Igea como Pablo Fernández acusaron al PP de "ir a rastras" y "hacer seguidismo" de Vox. "Es sorprendente el grado de humillación", advirtió el procurador de Cs, que señaló que "es urgente que se termine con esta anomalía", a la vez que calificó de "hincha ultrasur" al consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones.

El procurador de Podemos acusó también al vicepresidente de la Junta de "parasitar y hacer un uso torticero de las instituciones" y apuntó directamente a Fernández Mañueco por su "aquiescencia" y por "no decir nada" ante "el ataque" a las instituciones y a los agentes del diálogo social.

Precisamente, el próximo pleno de las Cortes debatirá una proposición no de ley del Grupo Socialista para reivindicar el trabajo del Diálogo Social, explicó la viceportavoz socialista, Patricia Gómez, que emplazó al PP a pronunciarse.

Gómez se refirió a la labor de la ministra de Industria, Reyes Maroto, y de los sindicatos para llegar a un acuerdo con los inversores y mantener los empleos en Siro y se preguntó dónde estaba el consejero de Industria de la Junta. "Menos mal que estaba el Gobierno y los sindicatos", anotó Pablo Fernández, convencido de que si hubiera sido por Veganzones los trabajadores estarían ahora "en la calle".

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario