Vecinos del barrio La Estación-Temple reclaman al Ayuntamiento de Ponferrada 1.400 euros por un compromiso “de palabra”

La asociación de vecinos Estación Temple se concentra ante el Ayuntamiento de Ponferrada para reclamar el pago de reparaciones. / César Sánchez / ICAL

D. Álvarez / ICAL

Un pequeño grupo de vecinos del barrio de la Estación-Temple se concentró este lunes a las puertas del Ayuntamiento de Ponferrada para reclamar al Consistorio el pago de facturas por valor de 1.386,40 euros, correspondientes a obras de restauración en dos edificios del parque del Temple y en una fuente pública situada frente a la sede de la asociación.

La concentración contó con el apoyo de varios miembros de la asociación Bierzo Ya y con la presencia del edil no adscrito Manuel de la Fuente. Según el presidente del colectivo vecinal, Ricardo Conde, De la Fuente fue el encargado de conceder a la asociación, en mayo de 2020, los permisos para restaurar en el parque del Temple tanto el palco de música como la conocida como casa del guarda.

El compromiso “de palabra” del edil, entonces responsable de los edificios públicos, consistía en que el Ayuntamiento correría con los gastos del material utilizado en las obras.

Sin embargo, el conflicto que acabó con la expulsión de Manuel de la Fuente del equipo de Gobierno y su paso al grupo de no adscritos dio al traste con ese compromiso. “No tenemos por qué ser los paganos de una historia que no nos compete”, señaló Conde, que reprochó a la actual responsable de los edificios públicos, Carmen Doel, que no se haya “dignado a dirigirse a la asociación” y que mantenga todas las peticiones del colectivo “paralizadas”.

Al respecto, Conde explicó que, tras presentar las facturas de las obras, el Ayuntamiento argumentó “falta de liquidez” en el ejercicio 2020 para retrasar el pago de las mismas.

Ya en el año 2021, los responsables de la asociación mantuvieron reuniones con varios miembros del equipo de Gobierno para estudiar la situación, aunque la respuesta dada por los responsables municipales fue que el Consistorio no puede pagar facturas del año anterior.

En ese sentido, Conde afirmó ser víctima de una “persecución” por haber denunciado ante la Fiscalía el cobro de supuestas facturas falsas durante el mandato del anterior presidente de la asociación, hoy concejal en el Ayuntamiento. Según su relato, éste sería el motivo tras el “boicot” a las fiestas del barrio, que tuvieron que suspenderse debido a la “excusa” de la posible caída de ramas en el parque del Temple.

En la misma línea, Conde lamentó que la investigación sobre la causa lleva “seis meses paralizada” e instó al Ayuntamiento a personarse como acusación particular para “defender los intereses de los vecinos y reclamar el dinero público malgastado”. La denuncia también se ha presentado ante el Procurador del Común y los responsables de la asociación están a la espera de obtener una resolución por parte de la institución autonómica.

Etiquetas
stats