El Servicio de Farmacia del Hospital de León recibe la certificación de la Fundación Humans

Los miembros del Servicio de Farmacia del Caule.

El programa formal de Humanización del Servicio de Farmacia del Hospital de León obtuvo la Certificación en Humanización de Servicios de Farmacia por la Fundación Humans, con un grado B+, con una valoración muy positiva en la categoría de coordinación sanitaria, social y comunitaria y con una puntuación también superior a otros centros evaluados en atención y trato al paciente y valoración global y apoyo a la persona.

El programa de Humanización tiene como objetivo seguir mejorando en la atención del paciente, de manera que, según señaló el jefe del Servicio de Farmacia del Complejo Asistencial Universitario de León, Juan José Ortiz de Urbina, “la meta es prestar la mejor asistencia posible en el ámbito de los medicamentos desde la premisa que el paciente es el protagonista del Sistema Sanitario”.

Para ello, entre los valores que el Servicio se “esfuerza cada día por alcanzar”, Juan José Ortiz de Urbina destacó la satisfacción de los pacientes, para lo que se trabaja de manera transversal, con un enfoque integrador, con la incorporación del resto de profesionales como aliados del proceso de humanización.

En esta línea, el Servicio de Farmacia desarrolla distintos proyectos para mejorar el flujo de comunicación con los pacientes, coordinar y facilitar la gestión de las citas de forma más individualizada y disminuir las visitas del paciente al hospital, facilitando de esta forma la conciliación familiar y laboral.

Uno de estos proyectos, impulsado por la crisis sanitaria generada por la COVID-19 pero que se mantiene a día de hoy se refiere a la telefarmacia y ofrece a los pacientes más vulnerables un seguimiento cercano junto con la entrega de su medicación en el domicilio.

Luis Ortega Valín, jefe de Unidad y responsable del proyecto, que se desarrolla a nivel nacional y en el que participan varias provincias que tienen en común la alta dispersión geográfica y una edad media elevada por parte de los pacientes, explicó que su trabajo “se coordina con el de otras especialidades y con el de las consultas, así como con el de las farmacias rurales, que también sirven de canal de información y de detección de problemas”.

Una iniciativa para la que las nuevas tecnologías tienen un papel destacado, que incluye video llamadas entre el hospital, los farmacéuticos rurales y los pacientes. Así, cuando estos últimos no tienen los medios o los conocimientos digitales necesariosm son los propios farmacéuticos rurales los que se acercan a los domicilios con su tablet para mantener contacto con el hospital.

La incorporación de las tecnologías al proyecto supuso que el Servicio de Farmacia recibiera otro reconocimiento el pasado mes de noviembre, como es uno de los premios E-nnova Health, en la categoría Telesalud y E-learning, a las iniciativas que usan las nuevas tecnologías para mejorar el sistema sanitario.

Etiquetas
stats