Segunda jornada de huelga contra la liberalización ferroviaria

trenes Feve

La huelga está respaldada por todos los sindicatos con representación en las empresas públicas Adif, Renfe y Feve y pretende ser una jornada de lucha para dejarle claro al Gobierno su postura contraria a los planes de liberalización del sector ferroviario en España. Es la segunda jornada de huelga global en el sector convocada tras la realizada el pasado 3 de agosto.

De momento el Gobierno sigue adelante con su anuncio de que la empresa que gestiona la vía estrecha, Feve, se va a escindir en dos pasando su parte de infraestructuras a Adif y su parte operadora a Renfe Operadora. Además en la reunión mantenida entre Gobierno y sindicatos la semana pasada se anunciaba la intención de escindir Adif (gestor único estatal de infratestructuras ferroviaras) en dos empresas nuevas: Adif convencional y Adif Alta Velocidad (para la gestión de estas líneas).

Estas nuevas intenciones del Gobierno, que explican desde el Ministerio que dirige Ana Pastor, como fundamentales para la sostenibilidad y liberalización del sector, han enervado más los ánimos de los sindicatos que amenazan con que esta jornada de huelga sea el preludio de acciones más contundentes en el otoño.

Entre las líneas rojas que plantean los sindicatos se encuentran “el carácter público de Adif, FEVE y Renfe Operadora, la prestación de Obligaciones de Servicio Público, la seguridad en el ferrocarril, la no fragmentación de las empresas y el mantenimiento del empleo”.

Según denuncian los representantes de los trabajadores “los nuevos gestores y el Gobierno están demostrando que no buscan resultados, tan solo quieren cambiar el modelo público de ferrocarril de este país, reduciéndolo a un puzzle de empresas que no van a aportar más que inseguridad y precariedad en los puestos de trabajo, además de una reducción en la calidad y seguridad del transporte ferroviario que hasta ahora tenía la condición de público y mañana pueda simplemente ser un filón para empresarios privados que ganarán dinero a costa de pagar bajos salarios, recibir ayudas con dinero de todos, aumentando las tarifas y con reducciones en la seguridad de los viajeros por la reducción en formación de los profesionales del ferrocarril y su sustitución por mano de obra poco o nada cualificada”.

El Gobierno justifica sus planes de reforma del sector en la elevada deuda que arrastran las empresas públicas, según los datos publicados por el Banco de España Adif mantiene una deuda viva de 9.572 millones de euros y la de Renfe Operadora asciende a 5.302 millones de euros. Según el Real Decreto Ley aprobado el 20 de julio pasado por el Gobierno, a partir del 31 de julio de 2013 quedará liberalizado el transporte ferroviario nacional de viajeros, para lo que ve necesario acometer reformas en las empresas que lo gestionan para que la deuda siga sin crecer y puedan entrar operadores privados en el mercado.

Servicios Mínimos.

Los sindicatos han protestado por los servicios mínimos que ha aprobado el Ministerio de Fomento, que son los siguientes:

  • En el caso de Renfe, se han decretado unos servicios mínimos del 73% en trenes AVE y de larga distancia. Para los servicios interurbanos, el porcentaje será de un 65%. En Cercanías Madrid, circulará el 75% de los trenes en hora punta, mientras que para el resto de horarios será de un 50%. En mercancías el porcentaje será de un 20%.
  • Para Adif, se ha determinado el personal necesario que asegure los servicios mínimos de Renfe Operadora y que garantice las actividades de información y atención al cliente. El porcentaje del personal de servicios mínimos representa un 18,35% del total de la plantilla.
  • En cuanto a Feve, los servicios mínimos decretados son del 27,15% de media en trenes de viajeros, y del 24% en mercancías. En cuanto a los servicios esenciales acordados sobre personal, oscilan según las diferentes gerencias entre un 5,68% en el ámbito corporativo y el 31,26% en la gestión de capacidad de la red.

Supresión FEVE.

El Gobierno nombraba la semana pasada al nuevo presidente de Feve, Antonio Aguilar Mediavilla, tras la renuncia de Marcelino Oreja, que ha estado apenas tres meses en el cargo. El nuevo presidente será el responsable de llevar a cabo la escisión en dos y su posterior traspaso de la empresa nacida en 1965 y que heredó la gestión de la vía estrecha en España.

Los sindicatos han anunciado que en cuanto a la integración de Feve en Renfe y Adif les ha comunicado el Gobierno que hay doce grupos de trabajo entre Adif y Renfe Operadora con FEVE, y que a Adif llegarán aproximadamente 650 trabajadores de la actual Feve (de Infraestructura, Circulación y la mitad del corporativo).

Etiquetas
stats