El ártico leonés, el valle de Arbas

Embalse de Casares de Arbas totalmente helado. Foto: Hotel Rural Río Viejo de Cubillas de Arbas

Totalmente congelado. Así se encuentra la superficie del embalse del Casares de Arbas, que regula el caudal del Casares -afluente del río Bernesga-, este jueves. Unas imágenes proporcionadas por el Hotel Río Viejo de Cubillas de Arbas que muestran la crudeza de este invierno, que ya dejó la comarca incomunicada más de una semana.

La dureza de la nevadona provocó alturas de nieve de entre 2 y 3 metros en las localidades de la zona y se cebó especialmente con el valle de Arbas, una de las última comarcas de la provincia cuyas carreteras fueron liberadas.

Ahora las bajas temperaturas, de más de 10 grados bajo cero en localidades como Cubillas o Casares de Arbas, han provocado una imagen más propia de zonas polares que de la provincia leonesa, no acostumbrada a estas estampas de una gran cantidad de agua congelada a este nivel.

Los vecinos de la zona que se han acercado a conocer este fenómeno atestiguaron el grosor del hielo lanzando una gran piedra de hielo que no logró atravesar la capa que se ha generado en los últimos días, que también ha recibido una nueva nevada. Alguno ha recordado, no obstante, que hace años un vehículo pasó por encima del embalse también completamente congelado. Con lo que esta curiosa estampa tampoco sería completamente nueva.

Para estos próximos días la previsión es de nuevas nevadas en zonas de montaña de la provincia, con hasta seis centímetros de acumulación para este viernes y ocho para el sábado.

Etiquetas
stats