Actualidad Actualidad
Actualidad

polémica institucional

Orejas suelta el "marrón" de la basura de toda la provincia a la cara del Ayuntamiento de León

El PP en la Diputación da un giro a traición para 'encalomar' al Consistorio leonés la gestión del consorcio de residuos Gersul, provocando el enfado monumental del equipo de Emilio Gutiérrez, que tendrá incluso que modificar su presupuesto, y la amenaza del diputado José Antonio Velasco de "dar un portazo".

imagen
Los dos emilios, Orejas y Gutiérrez, se abrazaban hace dos semanas en la toma de posesión del primero. / Peio García / ICAL
A. Vega / C.J. Domínguez | 27/11/2014 - 21:59h.

El Ayuntamiento de León gestionará la basura de toda la provincia leonesa. Y ni siquiera lo sabía hasta que así lo votó ayer en Pleno el PP en la Diputación, con el apoyo de UPL y no adscritos.

Al presidente de la institución provincial, Emilio Orejas, le han bastado dos semanas desde que tomó posesión para soltarle el "marrón" al alcalde de su mismo partido, Emilio Gutiérrez, modificando por sorpresa y por la espalda un pacto previo y haciendo que la institución que más votos tiene en la asamblea del consorcio provincial de residuos Gersul, el Consistorio de la capital, sea el que ostente toda la responsabilidad. Eso sí, de manera incomprensible, la Diputación seguirá ocupando la Presidencia del consorcio, una entidad que acumula una interminable lista de graves problemas y causas judiciales.

La maniobra por la espalda -lo que se votó ayer definitivamente en el Pleno era lo contrario de lo votado en la última asamblea de Gersul- ha provocado un terremoto de indignación en el Ayuntamiento leonés, que aún no se explica el motivo de dejarles en sus manos las riendas y todas las responsabilidades de gestionar las basuras de los 211 municipios leoneses. Hasta tal punto la puñalada es grande que por de pronto el Ayuntamiento tendrá incluso que modificar sus presupuestos de 2015, aprobados esta semana, para incluir las enormes modificaciones que forzará asumir toda la gestión de Gersul. Al menos, lo que parece que el Ayuntamiento no tendrá que soportar será la plantilla del consorcio provincial.

Pero el acuerdo no sólo deja víctimas en el PP de otra institución. También dentro del propio equipo de Gobierno popular de la Diputación porque el giro radical decidido por el equipo que encabeza Orejas contradice la postura que en la asamblea de Gersul mantuvo su presidente, y diputado provincial del PP, José Antonio Velasco, el cual considera que "lo que al final ha decidido hacer la Diputación no es lógico y no lo entiendo".

Velasco: "Yo me opuse, pero no tendrán más remedio que tragar"

Por eso, en el Pleno provincial de ayer Velasco no asistió: para no tener que contradecir su propio voto previo. Y por eso también no descarta "dar un portazo si esto continúa así", al frente de "un consorcio que sólo da problemas, que es un marrón tremendo, que empezó mal y ha ido peor". Velasco reconoce que con el visto bueno plenario del miércoles "el Ayuntamiento no tendrá más remedio que tragar", algo que él personalmente "intenté evitar, me opuse, lo expliqué por activa y por pasiva" a sus propio compañeros en la Diputación. Pero no sirvió de nada.

El PP de Orejas vio la oportunidad de quitarse de encima uno de los peores quebraderos de cabeza provinciales, al que rehusó incluso Isabel Carrasco hace años, y aprovechando el cambio legal aprobado por el Gobierno lo hizo por la espalda. Ahora la pelota queda en el tejado del Ayuntamiento de la capital.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario
publicidad
publicidad