La Junta ejecutará en Llamas de la Ribera un “centro logístico de biomasa forestal” de 1,3 millones de inversión

Acopio de biomasa forestal en instalaciones del Polígono Industrial El Bayo de Cubillos del Sil.

Redacción ILEÓN

La localidad leonesa de Llamas de la Ribera, en la comarca del alto Órbigo, tendrá lo que han dado en llamar “Centro Logístico de Biomasa Forestal”, es decir, un punto de acopio masivo de restos forestales destinados a incineración para generación energética, que esperan que genere una treintena de trabajos entre directos e indirectos.

Según se avanza en una nota de prensa, será la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y león, la que lo ejecutará y gestionará después de una inversión de cerca de 1,3 millones de euros.

El centro se situará en el entorno del camino de Los Barreales y contará con una superficie superior a tres hectáreas, en la que se instalará una nave de 300 metros cuadrados para albergar, en un plazo de un año, la maquinaría, oficina, servicios y un área de mantenimiento. “Esperamos que este centro entre en funcionamiento lo antes posible otorgando a la localidad de Llamas de la Ribera un aliciente para fijar población gracias a la creación de más de 30 puestos de trabajo directos e indirectos cuando el centro esté a pleno rendimiento”, señaló el presidente de la Junta Vecinal de Llamas de la Ribera, Demetrio Fernández.

El proyecto salió a exposición pública en el Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL) el pasado mes de febrero de 2023 y ahora se da un paso más para que aproximadamente en un año pueda estar en funcionamiento.

Con la puesta en marcha de este centro aseguran que se incentivará la limpieza de los montes con la intensificación de tratamientos selvícolas que puedan ser valorizados para su uso como astilla forestal, generando una economía forestal que cree empleo en esta zona rural afectada por la despoblación, produciendo biomasa forestal adecuada para fomentar su uso térmico en Castilla y León y reducir el combustible en los montes ante posibles incendios.

Con una producción máxima de 40.000 toneladas al año, en él se recepcionará la biomasa resultante de los tratamientos selvícolas y aprovechamientos realizados por los propietarios o rematantes en los montes de la Montaña Central y la zona central de la provincia de León. Después, se apilará el tiempo necesario para que la humedad disminuya hasta un 30 por ciento aproximadamente y se procederá a su astillado y posterior almacenamiento, hasta su carga en camión para enviarla a la planta de consumo. 

La relación económica, la dirección técnica y el aseguramiento de la compraventa de toda la biomasa que reciba el centro logístico de biomasa de Llamas de la Ribera será gestionado por la empresa pública Somacyl, adscrita a la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del territorio.

Etiquetas
stats