Cómo conseguir disminuir la factura de la luz

Imagen de archivo: torres eléctricas

El consumo eléctrico que tienen los hogares está condicionado por muchos factores, algunos de ellos imposibles de modificar, mientras que otros sí que podemos llegar a cambiarlos para conseguir reducir la factura de luz a final de mes. 

Trucos para reducir la factura de la luz

Tarifa contratada

El primer paso a dar para reducir la factura de la luz es saber qué tipo de tarifa se tiene contratada. Muchas veces la tarifa contratada es excesiva para el gasto y necesidad que nuestro hogar requiere, por ello es importante conocer la tarifa contratada para posteriormente poder compararla con otras tarifas del mercado. Un ejemplo de compañía de luz que ofrece distintos servicios es Podo, en la cual comparando la mejor tarifa de luz del mercado se podrá observar fácilmente que tarifa es la más adecuada para nuestro caso particular. 

Hacer uso de la tarifa con discriminación horaria

La discriminación horaria es un sistema implementado a la hora de poner un coste a la luz en función de la hora en la que se vaya a usar, es decir, en función de la hora en la que vayas a hacer uso de la luz eléctrica te costará un precio u otro. 

En invierno, la discriminación horaria fija su cuota más alta para luz desde las doce del mediodía y las diez de la noche, por lo tanto, sabiendo esto sería interesante hacer uso de electrodomésticos tipo lavadora, lavavajillas y demás en horas que no  están dentro de la cuota más alta, en este caso sería antes de las doce del mediodía o bien después de las diez de la noche. En verano ésta franja horaria cambia ligeramente, ya que la cuota más alta de la luz se establece a partir de la una de la tarde hasta las once de la noche. 

Por este motivo, la discriminación horaria puede ser un gran aliado a la hora de reducir la factura de la luz, sólo hay que tener presente cómo funciona para poder aprovecharse de ella, en esencia se podría decir que se cobra más cara la luz en determinadas horas del día. 

Aunque parezca una tontería, hacer uso de las horas valle ( las que tienen menos coste) puede tener una repercusión de un 47% menos en la factura de la luz

Uso de electrodomésticos

Los electrodomésticos son grandes responsables del valor final de la factura de la luz. Los electrodomésticos antiguos tienen un consumo excesivo de luz para poder funcionar correctamente, en cambio los que están saliendo al mercado hoy en día han sido diseñados para disminuir dicho consumo y que la factura de la luz se vea reducida considerablemente. 

Por este motivo, si estás pensando en renovar alguno de los electrodomésticos del hogar, fíjate en el tipo de eficiencia energética que tiene, (A, A+ y A++) ya que pueden llegar a consumir un 55% menos de energía que los convencionales. Suelen ser más caros que los convencionales, pero invertir un poco más en el momento de la compra nos permitirá un ahorro mes a mes. 

Dentro de los electrodomésticos, la nevera es el que más consumo energético tiene. Aunque siguiendo una serie de consejos, podemos conseguir realizar un uso eficiente y sin derrochar energía. Es importante evitar tener la puerta de la nevera abierta mucho tiempo. Para ello, se recomienda abrir y cerrar lo antes posible la puerta de la nevera, sin dejar la puerta abierta tiempos muertos innecesarios. Además, un truco que muchas personas no conocen es que la nevera consume más energía si está medio llena en comparación a si esta llena, esto se debe a que los propios alimentos una vez alcanzan la temperatura de la nevera ayudan a mantener la propia temperatura de la nevera con facilidad. 

Otro punto a tener en cuenta con los electrodomésticos y los aparatos eléctricos es apagarlos completamente una vez se han terminado de usar, es decir, evitar dejarlos en stand by ya que en este modo siguen consumiendo energía, poca pero consume. Por lo tanto, la próxima vez que termines de ver la televisión asegurate de desconectar completamente y no dejarla en stand by. 

Cambiar las bombillas del hogar por luces LED

Para rematar el trabajo y conseguir disminuir la factura de la luz, el último paso sería cambiar todas las bombillas del hogar por bombillas de bajo consumo, bombillas LED. 

Estas bombillas pueden llegar a reducir el consumo eléctrico hasta en un 25% de la factura final, por lo tanto aunque a priori pueda parecer un gasto importante el cambiar todas las bombillas del hogar por bombillas LED, a largo plazo será mucho más rentable que haber dejado las bombillas convencionales. 

Etiquetas
stats