El temporal da una tregua y permitirá reabrir el puerto de Ancares por Reyes

Nevadona en Porcarizas el 1 de enero.

No todo ha sido nieve en Picos de Europa en la primera nevadona del año. Varias localidades de la sierra de Ancares han permanecido hasta 10 días incomunicadas por la nieve. Concretamente, la treintena de vecinos de Balouta y Suárbol, en el límite entre León y Lugo, solo podían desplazarse desde sus casas a suelo gallego desde el 26 de diciembre, porque el puerto de Ancares estaba intransitable.

El alcalde de Candín/Ancares, al que pertenecen ambas, José Antonio Álvarez, espera que este miércoles, Día de Reyes, el temporal de una tregua y permita a las máquinas de la Diputación de León reabrir la carretera. Defiende que, “no era una emergencia abrirlo antes”, y que además, “tampoco el temporal lo hubiese permitido. Con lo que ha nevado limpias y en unas horas vuelve a estar todo cubierto”.

A los 1.669 metros de altitud que está Balouta ya no solo la nieve es un problema, también lo es la ventisca que ha arremolinado y acumulado varios metros de espesor en algunos puntos, dificultando aún más su retirada. No obstante, “el puerto estaba cerrado pero las localidades estuvieron en todo momento comunicadas con Galicia. Los seis operarios de Diputación hacen lo que pueden”, reconoce.

Toda la sierra de Ancares, y no solo el valle que lleva su nombre, ha sufrido también las complicaciones de la nieve y el hielo. En el siguiente vídeo se puede apreciar el estado de la antigua nacional VI para llegar a El Castro antes de ayer, un pequeño pueblo del municipio de Vega de Valcarce, en el Bierzo, que también limita con Galicia. Quienes tienen que coger el coche transitan sobre centímetros de nieve que lleva días sin limpiar y adivinan los límites de la carretera por la acumulación de nieve y hielo que hace tiempo retiró la quitanieves.

Etiquetas
stats