Una misa, una concentración y una placa recuerdan el primer aniversario del accidente de la Vasco

Peio García / ICAL Familiares y amigos de los fallecidos en la entrada del Pozo Emilio del Valle en localidad leonesa de Llombera de Gordón

Elena F. Gordón/ Ical

La trágica fecha que marca un punto y aparte en la historia de la empresa minera Hullera Vasco Leonesa está próxima. El lunes 28 de octubre se cumplirá un año de la que fue una de las peores jornadas en la centenaria trayectoria de la compañía, con un accidente que le costó la vida a seis trabajadores e hirió a otros cinco.

El Pozo Emilio del Valle, del Grupo Tabliza, fue el lugar en el que murieron asfixiados los trabajadores tras un derrabe de carbón que provocó de forma muy rápida un gran aporte de grisú hacia la galería de la planta séptima. Esto hizo que el contenido de oxígeno bajase casi de forma instantánea hasta el uno por ciento, por lo que no tuvieron tiempo para reaccionar. Un año después, el macizo está clausurado y no se prevé su reapertura.

En recuerdo y homenaje a los compañeros fallecidos, los trabajadores de La Vasco se concentrarán el día 28 en el Grupo Tabliza, donde también se procederá a descubrir una placa que dejará testimonio permanente de lo acontecido. El acto está previsto para las dos de la tarde. Tres días antes, el viernes 25 a las doce del mediodía, la iglesia de Santa Lucía de Gordón acogerá una misa de cabo de año por los mineros muertos.

Etiquetas
stats