Un proyecto pionero reforesta con 100.000 árboles autóctonos un monte leonés quemado

Los responsables de las empresa impulsoras comprobando la evolución de la reforestación en Viforcos.

El monte del pequeño pueblo leonés de Viforcos, en la comarca de Maragatería, fue arrasado por un gran incendio forestal hace tres lustros pero ahora no sólo volverá a la vida. Además, servirá como un inmenso sumidero de CO2 cuando allí se planten 100.000 árboles de 15 especies autóctonas diferentes, como roble, dos tipos de serbales, abedules, majuelos o pino silvestre.

Se trata de un proyecto pionero en España, de hecho el de mayor dimensión del país, y ha arrancado con los primeros trabajos este otoño. Fue presentado ayer en esta localidad del Ayuntamiento de Santa Colomba de Somoza y en el acto participaron responsables de las compañías que han decidido invertir buena parte de los 6 millones de euros de que disponen para toda España: Caja Rural, la Fundación Repsol y el Grupo Sylvestris.

La plantación se realizará en 90 hectáreas de la pedanía y prevé que cuando los nuevos bosques estén desarrollados permitirán captar entre 20.000 y 25.000 toneladas de CO₂ en los próximos 50 años.

Los trabajos en Viforcos han comenzado este otoño con el fin de recuperar la biodiversidad y garantizar la resiliencia del nuevo bosque a largo plazo. Y además, como uno de los objetivos primordiales, se impulsa que la contratación sea de trabajadores de la zona afectada, en este caso cifrado en 18 contratos, que además en la mitad serán pertenecientes a colectivos vulnerables.

Asimismo, en el marco del proyecto se ponen en marcha programas de formación para la mejora de la empleabilidad de la población y proyectos de fomento de la innovación y el desarrollo tecnológico en el sector forestal, contribuyendo a fijar población en la comarca maragata.

Este proyredaccecto es el primero en Castilla y León que desarrolla iniciativa Motor Verde, puesta en marcha por Caja Rural Zamora junto con la Fundación Repsol y el Grupo Sylvestris en que la petrolera participa. A la visita de los trabajos en marcha acudieron este jueves el director general de Caja Rural Zamora, Cipriano García, y el director General de Fundación Repsol, António Calçada, junto a los socios fundadores de Grupo Sylvestris, Enrique Enciso y Francisco Martínez. 

En concreto, según se explicó en el acto de presentación, en la sede de Caja Rural en león, la reforestación de Viforcos cuenta con la financiado por la entidad financiera con 330.000 euros el primer año, mientras que en los siguiente destinará cerca de 80.000 euros para mantenimiento.

El objetivo global de Motor Verde es reforestar hasta 70.000 hectáreas en toda España para compensar 16 millones de toneladas de CO₂, generando miles de oportunidades de empleo.

Etiquetas
stats