El autor colombiano Simón Ospina presenta su nueva novela 'Tirano Melancólico' en la librería Tula Varona

Simón Ospina Vélez y su segunda novela, editada por Eolas Ediciones.

El narrador colombiano Simón Ospina presenta este jueves 15 de diciembre su libro Tirano melancólico, editado por Ediciones Eolas, aprovechando que se encuentra de gira por España. El evento en la librería-cafetería de la calle Ruiz de Salazar será a partir de las 20 horas. 

Según la reseña,Tirano melancólico “es una trama sobre el padre. Pero a la par de un drama íntimo, también refleja las vicisitudes de un torero que pretende llevar a cabo su arte fuera del país de origen. Entonces él emprende un viaje para tentar suerte en España, cuyas puertas se abren y cierran, y las peripecias de partida y regreso a su patria, así como sus avatares existenciales, confirman que la tauromaquia es una metáfora de la vida y que el mundo entero, como decía Ignacio Sánchez Mejías, 'es una enorme plaza de toros, donde el que no torea embiste'. Ahora bien, y aunque la literatura puede ser entendida como una tauromaquia, como quería Michel Leiris... ¿Es dable un riesgo impostado, el simulacro espiritual de un autor que cruza los terrenos del toro, así su muerte sea apenas simbólica?

Simón Ospina Vélez 

Nació en Medellín, Colombia, en 1978. Es abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana, con estudios de literatura latinoamericana y española en la Universidad de Buenos Aires, Argentina. En coautoría con Juan José Gaviria publicó la novela Para matar a un amigo (Nefelibata, 2012), adaptada al cine como Amigo de nadie en 2019 y reeditada por el Grupo Planeta con el mismo título de la película. Tirano Melancólico sta es su segunda novela.   

'Tirano melancólico'

El Tyrannus melancholicus, bichofué o sirirí es un pequeño pájaro conocido por su carácter incisivo, que picotea a sus víctimas con la insistencia desesperante de un dedo punzando el hombro. Como un padre en la mente de un hijo. Podríamos decir que esta es una novela sobre el padre, con el peligro de reducir todo su universo a una temática que en realidad es apenas el punto de partida. Incluso la enumeración de los asuntos que refiere (la imposibilidad del amor, la tauromaquia como metáfora de la vida, el poder y la herida de la familia y la tradición, el deseo como desesperada reivindicación de la existencia, el arte como sucedáneo de la comunicación imposible) no alcanzaría para dar cuenta de ella porque no se trata de una novela fundada en la trama (que la tiene y muy intensa) sino de una obra de atmósfera, cuya fuerza y particularidad radica en la sutileza espiritual que orbita alrededor, antes, sobre y debajo de las cosas que pasan.

El tono casi objetivo con el que se da cuenta de esa crueldad de la vida (una especie de distanciamiento, no cínico sino simplemente carente de énfasis), por momentos nos recuerda a El Extranjero de Camus; pero ya quisieran los personajes de esta novela tener la frialdad existencial del señor Meursault, que por lo menos cuenta con el privilegio del desencanto.

Luis Miguel Rivas

Etiquetas
stats