Testigos de la Púnica señalan a Carrasco y Barazón ordenando 'pasar' facturas de miles de euros a Madiva sin conformar

José Luis Arranz, jefe de Prensa de la Diputación Provincial de León con Isabel Carrasco.

Último día de juicio de la Púnica en León hasta el 10 de enero a las diez de la mañana. En él ha quedado en evidencia la posibilidad de que tanto la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, y su vicepresidente (después sucesor), Marcos Martínez Barazón, habrían podido crear una trama para pagar facturas sin conformar ni validad a la empresa Madiva, que se encargaba de mejorar la reputación personal de la presidenta de la Diputación Provincial de León “debido a su animadversión con los medios de comunicación”.

Aunque la primera testigo del día fue la suegra de Alejandro de Pedro –el dueño de Madiva Editorial y Eico, empresa que se encargaba de crear diarios digitales zombis para posicionar las mejores noticias de Isabel Carrasco y dejar en las últimas páginas sus problemas de corrucpión– y usó la táctica infanta (reiterar que no se acordaba de nada, pese a haber sido la directiva más alta de las empresas que contrataba la Diputación de Isabel Cearrasco), el testigo estrella de la jornada fue uno de los jefes de prensa de la presidenta de la Diputación de León, José Luis Arranz.

Éste reconoció que sólo había estado seis meses en el cargo –“Afortunadamente”, repitió en varias ocasiones– y fue meridianamente claro al señalar a Marcos Martínez Barzón como “pieza imprescindilble” del reparto en publicidad institucional que recibía de Isabel Carrasco. “Ella se encargaba de indicarnos dónde teníamos que gastar el dinero en la publicidad, lo que comúnmente se llama Plan de Medios. Nosotros teníamos una excel con todo, e íbamos restando dinero a lo que se había indicado de Presidencia; aunque algunos medios afines a la presidenta sobrepasaban esa cantidad y nadie decía nada al respecto”, expuso Arranz.

El DNI de la presidenta para crear blogs

Una de las cosas más destacadas es que las empresas de Alejandro de Pedro le pidieron a Isabel Carrasco su DNI para crear blogs en Wordpress, Blogger y algunas páginas de fotos como Flickr. Unas webs que todavía a día de hoy siguen activas sin que nadie las haya borrado tras su asesinato en 2014. Esto indicaría claramente que el pago era por mejorar su reputación personal, no sólo como presidenta de la Diputación (“Y del PP provincial”, recordó el jefe de prensa que sólo la aguantó medio año). José Luis Arranz, a preguntas de la Fiscalía, terminó reconociendo que “se acordó que los trabajos de reputación digital se pagaran con facturas de publicidad con periódicos sin medición de audiencia”.

Arranz aseguró que tanto el interventor de la Diputación, Jesús Manuel López, como el vicepresidente Manuel Martínez Barazón, “estaban en las reuniones para mejorar la reputación de la presidenta, que tenía evidentes problemas con todos los medios de Comunicación”.

“Isabel Carrasco contrataba la publicidad. Diseñaba un plan de medios oficioso, con un 'documento no oficial' con un excel como hoja de ruta. Asignaba los pagos Manu Militari”, aseguró el ex jefe de prensa de la Diputación Provincial entre 2012 y 2013, antes de que fuera despedido “por que Carrasco me gritó en una reunión sobre la Vuelta Ciclista a León con todos los diputados provinciales del PP”. “Yo terminé gritándola más, y al día siguiente tenía el cese en la mesa”, explicó.

Facturas de diez mil euros sin conformar

Arranz no recordaba “el diseño de los banners” de Madiva. “No recuerdo que se midiera la audiencia de esos periódicos, pero tampoco era especialista yo en Internet y no estaba capacitado para hacer esa valoración”, explicó ante el juez.

Otro testigo, el interventor de Gersul (el Consorcio Provincial de las Basuras), explicó que las facturas que se pagaban a Alejandro De Pedro (el dueño de Madiva Editorial, acusado en el juicio) “ni siquiera llegaban a entrar en la contabilidad del Consorcio, puesto que las pagaba Ecoembes según un convenio”. La Fiscalía le mostró una factura de diez mil euros sin conformar (respecto a 'Reputación en Telecinco') y reiteró que “se las pasábamos a Ecoembes directamente sin pasar por nuestra contabilidad”. El representante de Ecoembes afirmó que se fiaban “de lo que Gersul decía que se había hecho” y, por ese coladero, Madiva se llevó miles de euros que deberían haber pasado antes por la vigilancia de Contratación. Sin embargo, ayer mismo los funcionarios de la Diputación fueron incapaces ayer de reconocer cómo se habían desviado más de cien mil euros a Madiva Editorial desde la Administración Provincial.

Finalmente, preguntado por la importancia de Marcos Martínez Barazón en toda esta supuesta trama, el ex jefe de prensa de la Diputación de León le espetó a la defensa del mismo: “Toda. Era la mano derecha de Isabel Carrasco y realizaba una labor decisiva”.

“Sin lugar a dudas”, remachó refiriéndose al presidente de la Diputación que sustituyó a Isabel Carrasco tras su asesinato y que seis meses después terminó en la cárcel por esta operación Púnica que se realizó ya hace ocho años.

Etiquetas
stats