El nuevo Parador San Marcos remodela la estética antigua y se actualiza para el siglo XXI

La nueva recepción del Hostal San Marcos, con estética contemporánea. // Uribe

Gustará o no, pero a partir de mañana reabre el Hostal Parador San Marcos tras tres años de reforma y 15 millones de euros de inversión y los leoneses podrán decidir por sí mismos si ha perdido el sabor avejentado del antaño o lo conserva con la nueva reforma.

El aspecto del nuevo establecimiento de la compañía nacional hotelera –que ha mostrado esta mañana a los medios de comunicación en una visita guiada– es propio de los tiempos que corren, actualizado al siglo XXI en parte y conservando el espíritu anterior en otra, aunque la mayor diferencia es que tiene más luz interior.

Paradores ha terminado su labor de reconstrucción y redecoración de este edificio emblemático, que en estos últimos meses ha creado varias polémicas por el giro contemporáneo y actual que se le estaba dotando a partes del edificio.

Y así se puede ver según se llega a la recepción, que desde luego no tiene ningún parecido con la anterior y muestra un diseño casi de ciencia ficción, aunque conserva estancias de forma prácticamente igual a lo conocido.

Pero para ello antes hay que pasar por el zaguán de entrada, y de frente se puede ver la escalera monumental, que salvo una mejor iluminación conserva prácticamente toda la estampa que los leoneses recordaban. Y a la derecha la sala capitular que está prácticamente igual.

Y por prácticamente igual también hay que referirse a que el artesonado del siglo XV, que iLeon.com desveló que durante las obras de restauración había sido atravesado por tuberías, al final se conserva tal cual estaba antes: han retirado el sistema de protección de incendios que hacía que una canalización de agua lo rodeara por debajo.

Según fuentes de Paradores, se decidió eliminar este sistema, con el consenso de Patrimonio de la Junta “porque no se podía ocultar de una forma conveniente y chocaba mucho”. Ahora sólo quedan los restos de los agujeros en la pared donde se instaló la protección contra el fuego. Quién sabe qué habría ocurrido de no haberse publicado la noticia.

En el paseo se ha podido comprobar que la imagen de las estancias en la zona histórica ha cambiado bastante, ya que el atrio central diseñado por la arquitecta portuguesa Mina Bringas en el espacio donde antes había un claustro con un jardín (no el histórico pegado a la iglesia sino el que se veía desde la sala restaurante del piso de arrina) actualiza sensiblemente la imagen del Parador. Asimismo tanto los pasillos como las salas de reuniones y actos son claramente distintos.

Las habitaciones cuentan con un diseño arquitectónico digno de un cinco estrellas moderno, con contraventanas interiores de diseño en vez de persianas en la que pudo ver la prensa, pero se han decorado con los muebles y obras de arte del anterior, con lo que conservan cierto sabor al antiguo. Como guiño, el cabecero de las cama está formado por las viejas puertas del Parador.

Reapertura cinco estrellas

En la documentación que el Gabinete de Comunicación de Paradores ha ofrecido en la visita se comenta que San Marcos abre de nuevo sus puertas tras tres años de reforma integral con categoría cinco estrellas y 51 habitaciones.

Se trata del proyecto hotelero más importante acometido por Paradores de Turismo desde 2010 y que ha supuesto la total renovación del Hostal San Marcos, uno de los establecimientos más emblemáticos de la cadena hotelera pública“.

Para esta compañía nacional, “con esta reapertura León recupera una de sus mayores joyas, restaurada y rehabilitada. El Hostal luce en todo su esplendor devolviendo a la ciudad del Bernesga al epicentro turístico, económico y cultural”.

Para Paradores “se trata de uno de los establecimientos más emblemáticos” y su presidente, Óscar López, afirma que “la reforma era más que necesaria, era una maravilla y ahora va a ser aún mejor y hará que todos los leoneses y españoles estén orgullosos del Hostal de San Marcos”.

Respecto a por qué razón no tiene ahora el distintivo de Gran Lujo, fuentes de Paradores aseguran que es porque “la Junta de Castilla y León no dispone ese apelativo en su definición hotelera, pero que se ha abierto como si lo fuera”, pese a no tener spá que se incluiría en la segunda fase de las obras, que todavía está pendiente de fechas para su comienzo y que supondría una ampliación de 130 habitaciones más.

Las polémicas antes de abrir

Las primeras imágenes de la preparación del interior del nuevo San Marcos provocaron un enorme revuelo en las redes sociales leonesas a finales de septiembre, que aumentó aún más cuando Paradores tuvo que reconcer que se había restaurado el artesonado del siglo XV de la Sala Capitular pasando por en medio de él tuberías del sistema antiincendios. La compañía defendía entonces que “se ocultará y quedará perfecto”, pero al final, como se ha contado antes, se ha retirado por no cumplir esa previsión.

La propia compañía nacional de Paradores afirmó que la restauración era “respetuosa con el edificio” y que el atrio donde se instalaría la cafetería –y no la recepción como se creía en un primer momento– era de nueva construcción, con lo que no afectaba a la arquitectura antigua.

Además, también provocó polémica que el Hostal reabra con menos de la mitad de sus obras de arte que atesoraba antes de la reforma, ya que sólo se ha realizado la primera fase de la misma con la cuarta parte de habitaciones que tenía antes de cerrar en diciembre de 2017 para las obras. Las piezas que se podrán contemplar a partir de mañana fueron elegidas por una “comisión de expertos” para permanecer en el nuevo establecimiento, asegurando que son “las más importantes” y dotadas de “un sentido de conjunto”.

Entre las grandes obras artísticas que se podrán contemplar se encuentran las obras del artista de formación leonesa José Vela Zanetti, del que San Marcos contaba con decenas de cuadros; el gran techo de Lucio Muñoz, que ha pasado del antiguo gran salón a lucir en el nuevo atrio; y los autores vinculados a la Segunda Escuela de Vallecas y a la Escuela de Madrid. La lista de grandes artistas contemporáneos se completa con nombres como Antonio Saura, Juan Barjola, Juan Genovés, Julio López Hernández, Carmen Laffón, Rafael Canogar y Menchu Gal.

El nuevo Parador de San Marcos reabre mañana 3 de diciembre con precios que van desde la habitación más barata a 175 euros y la más cara 519 (como puede comprobarse en esta información). La reserva de una suite supera los 500 euros para la fecha de su reapertura, el 3 de diciembre, más que en Granada y menos que en Santiago de Compostela.

Se puede comprobar el antes y después del Parador en este reportaje.

Etiquetas
stats