Miguélez recurrirá una multa millonaria por pertenecer a un cártel de fabricantes de cable

La fachada de la fábrica de Miguélez en Trobajo del Camino. Captura de Google Wiew Street.

Millonaria sanción para la compañía leonesa de cables Miguélez, domiciliada en Trobajo del Camino y en activo desde la década de los años 50. El pasado mes de noviembre una resolución de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) imponía multas a once empresas y una asociación por conformar diversos cárteles en torno al mercado del cable, con la finalidad de controlar los precios del mismo. En total suman casi 45 millones de euros en sanciones.

Miguélez, SL y su matriz Grupo Miguélez, SL han sido multados con 2,9 millones de euros por “una infracción constitutiva de cártel consistente en la adopción de acuerdos de fijación de precios y otras condiciones comerciales y de reparto de proyectos de suministro de cables baja y media tensión (BT/MT)”. En este mercado la empresa leonesa tenía una cuota de mercado del 10% en el año 2014, siendo la tercera mayor en este tipo de cableado, según señala Competencia. De ahí lo elevado de la multa, que se aplica en función de las ventas de las compañías. En el ejercicio 2015 el grupo, una de las principales empresas industriales leonesas, facturó más de 190 millones de euros, siendo la tercera empresa más grande por ventas de la provincia.

Una denuncia, por parte de una de las empresas participantes del cártel, motivó la investigación de Competencia que ha concluido con las millonarias multas, impuestas a las empresas y además a la asociación FACEL, la patronal que agrupa a buena parte de las mismas por colaborar con los cárteles.

En la resolución se detallan como hechos acreditados reuniones entre empresas para fijar precios y repartirse el negocio desde el año 2002. En el caso de la empresa Miguélez Competencia considera acreditada su participación en reuniones en los años 2007, 2008, 2009, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015. La empresa fue registrada por Competencia en octubre de 2015 y en la resolución se señalan correos electrónicos y conversaciones de Whatsapp como pruebas de las concertaciones ilegales de precios.

Competencia señala a los ejecutivos

La resolución de la CNMC -que puedes consultar aquí- señala a directivos de la empresa leonesa dentro de las pruebas para sustentar la existencia del cártel de precios. Entre ellas destacan correos electrónicos que explican la subida de tarifas y su aplicación y whtasapp internos en los que se explicita entre ellos sobre reuniones de la patronal, “Dile que el corporativismo de esa mesa se basa en alcanzar el bien propio a través del comportamiento ordenado colectivo, no el bien propio a cuenta de los demás”. “Que se dé cuenta que o jugamos todos o se rompe la baraja”, llegan a comentar dos ejecutivos de la empresa.

Miguélez recurrirá a la Audiencia Nacional

La compañía de cableado leonesa va a recurrir al multa de Competencia ante la Audiencia Nacional, según han señalado fuentes de la empresa a ileon.com. Para Miguélez “no estamos de acuerdo en cómo se han hecho las cosas” en relación al expediente y multa de Competencia y aseguran que “la CNMC no ha conseguido ni una sola prueba fehaciente de que Miguélez haya participado en ninguna maniobra de fijación de precios, y únicamente basa su decisión en nuestra condición de miembros de la junta directiva de FACEL”.

Es precisamente en el entorno de la patronal FACEL donde la CNMC señala la existencia de los cárteles pero Miguélez asegura que hablar de “tarifas” en la reuniones de la asociación entran dentro de sus funciones, “por esta regla de tres, todas las asociaciones empresariales sectoriales de España serían un 'cártel' ”. Reseña asismismo la compañía que no ha intervenido en repartos de mercado, proyectos o concursos, fundamentelmente vinculados a cableados de media tensión, que la sociedad leonesa no fabrica.

La empresa asegura que “Miguélez no es merecedora de sanción alguna, y por tanto vamos a recurrir dicha resolución ante todas las instancias judiciales a las que tenemos derecho, llegando hasta el final de las mismas si fuera preciso para conseguir una sanción cero”. “Tenemos absoluta confianza en nuestra inocencia, y creemos que un tribunal imparcial, como la Audiencia Nacional, sabrá ver lo que la CNMC se ha negado a reconocer”, aseguran desde Miguélez para iniciar una batalla jurídica contra Competencia y su abultada multa.

Etiquetas
stats