La Junta asegura que garantizará una temperatura “de confort” en hospitales y colegios “tanto en verano como en invierno”

Termómetro en la Gerencia Territorial de Servicios Sociales de León en ola de calor

La Junta de Castilla y León asegura que garantizará una temperatura “de confort” en hospitales y colegios “tanto en verano como en invierno”. Así de tajante ha manifestado su portavoz, Carlos Fernández Carriedo, el “margen de flexibilidad” que aplicará el Gobierno autonómico en la aplicación del decreto ley de Pedro Sánchez para el ahorro energético que, dice, cumplirá “aunque no nos guste y nos parezca que es perjudicial para el conjunto de los ciudadanos y de la actividad productiva”. El mismo excluye de manera expresa a estos centros públicos de tener que cumplirlo.

En lo que respecta a las competencias autonómicas, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de este jueves, Carriedo reconoció que “en algunos” de los centros de la Junta “requeriremos algunas inversiones nuevas que haya que concretar y llevar a cabo” para garantizar ese “confort” que prometen, porque no tienen aire acondicionado. Solo en León capital, edificios públicos como la Gerencia Territorial de Servicios Sociales, el Hospital Monte San Isidro en el que se encuentran los pacientes graves y paliativos, el propio Hospital de León y las Escuelas Infaniles de la Junta registraron temperaturas superiores a los 29 y hasta los 32 grados este verano. No obstante, la Consejería de Sanidad ha desmentido a este medio que actualmente haya ningún proyecto para que eso cambie.

Tampoco han aclarado ni el portavoz de la Junta ni la consejera de Educación, Rocío Lucas, si a lo largo del próximo invierno se van a cerrar las ventanas que durante los dos últimos años estaban siempre abiertas de par en par en los centros sanitarios y educativos para garantizar una correcta ventilación para evitar contagios de coronavirus covid-19 y que hacían caer en picado las temperaturas en las estancias sanitarias y educativas. No obstante, remarcaron que en los colegios seguirán utilizando los medidores de CO2 que se adquirieron el curso pasado.

Por el momento, el portavoz del bipartito autonómico PP-Vox ha trasladado que no hay “ninguna manifestación” en relación al posible recurso del decreto ley, cuya presentación defiende el partido de extrema derecha, y añadió que sigue en estudio por parte de los Servicios Jurídicos de la Junta de Castilla y León.

La parte más restrictiva del decreto, enfatiza, se aplicará en los servicios administrativos y burocráticos de la Administración autonómica que tildó de medidas “impuestas”, que no se han negociado con el resto de las administraciones ni los con sectores productivos, y que “se basan en restricciones”, por lo que pidió al Gobierno central que “reflexione”, incluso que, “lo retire”, para elaborar otro.

Etiquetas
stats