Al Ayuntamiento de León le ha pillado (un poco) la nevada

Plaza de la Catedral de León a las 11:30 h de este domingo.

Nuevo manto blanco en León capital este domingo a causa del temporal de nieve y viento que nos azota estos días. Un temporal, que según las previsiones de Aemet se mantendrá hasta el miércoles con bajas cotas de nieve para la provincia de León.

La ciudad amaneció con unos 4-5 centímetros de nieve, que han ocasionado los típicos problemas de circulación en las carreteras y algunos más en las aceras y calles peatonales, que con más nieve de la prevista estaban intransitables, sobre todo a primeras horas de la mañana.

En un recorrido realizado por este periódico -desde el Crucero hasta San Mamés, Casco Antiguo-Catedral, Centro ciudad, San Claudio- hemos observado mayores problemas que en la primera nevada del año en que desde primera hora las aceras se encontraban en mejor situación, también con una nevada ligeramente menor y en un día laborable. La incidencia en las aceras era especialmente acusada en los barrios de la capital pero en zonas céntricas como la calle Ancha o la plaza de la Catedral hasta entrado el mediodía no se 'espalaba' o retiraba la nieve acumulada. El puente de San Marcos y zona peatonal de la avenida Quevedo mantenía al mediodía el típico 'chapapote' de nieve pisada y en deshielo que dificultaban el tránsito.

Hacia las 12 del mediodía ya se veía más personal de limpieza de calles despejando las peores zonas, sobre todo aquellas en sombra donde la nieve no se derrite por el efecto del sol. Incluso se ha podido ver un quad de Protección Civil con una cuña apartando nieve por las calles de la capital leonesa.

La nieve deja inconvenientes al andar aunque también diversión para todos, y sobre todo, los más pequeños. Con parques cerrados por precaución las zonas abiertas como los aledaños de los ríos Bernesga y Torío o el paseo de Papalguinda o la plaza de la Catedral o el paseo de la Condesa se han llenado de personas para dar un paseo y disfrutar de una ciudad de postal. La gran mayoría de ellos aprovechando para fotografíar la ciudad, con estampas que han inundado las redes sociales.

Peor suerte han tenido dos peregrinos madrileños que han tenido que suspender su jornada de este domingo por la nieve. Mientras tomaban un café en la Catedral adoptaban la decisión de coger un tren hacia Ponferrada e intentar seguir desde allí el Camino de Santiago, aunque no demasiado optimistas por las nuevas previsiones de nieve hasta el miércoles. Reconocían, eso sí, que la nevada les había permitido ver León con una belleza impresionante. No hay mal que por bien no venga.

Etiquetas
stats