Turismo de camping en León: un verano con buenas cifras y el boom de las furgonetas 'camper'

Camping El Cares

Los primeros meses de la temporada campista en León auguran una remontada de viajeros en León, después de los años en los que el covid-19 golpeaba con más fuerza a los leoneses pero, según las cifras del INE, todavía no llega a las cifras anteriores a la pandemia. Al menos en los primeros meses del año, aunque los responsables del sector en la provincia de León se muestran optimistas y satisfechos con las cifras de viajeron y pernoctaciones, aunque falta conocer las cifras de los meses de julio y agosto (especialmente este último, que señalan como el mes más favorable para este tipo de turismo).

“Tenemos cifras mejores que en los años más duros de pandemia, ha venido gente nueva de todas partes del mundo, especialmente desde Holanda y Alemania”, asegura Carlos Infante, el responsable del Camping El Cares, “De todas formas, hay que esperar al mes de agosto para tener una perspectiva de lo que ha sido el verano”.

Según el INE, en el mes de junio (el último del que hay datos disponibles) los viajeros que se alojaron en camping de la provincia de León fueron un total de 4.675, de los que 1.550 fueron extranjeros, lo que hace un 33% del total de viajeros. Se trata de una cifra que se queda muy cerca del promedio de otros años en León, que ronda los 1.700 viajeros extranjeros de media en camping.

Durante los seis primeros meses de 2022 a los camping leoneses han llegado un total de viajeros 9.649, más de 830 que en el año pasado (con un total de 8.817) pero 2.976 menos que en el último año prepandémico, 2019, cuando se alcanzaron 12.625 viajeros totales.

Estancias más largas y más furgonetas 'camperizadas'

Según los responsables de los camping, han percibido un aumento en el turismo de furgoneta 'camper' que relacionan con el deseo de estar en contacto con la naturaleza sin perder algunas comodidades que no tiene una tienda de campaña y conservando la ventaja del precio reducido.

“El perfil sigue siendo el mismo, variado pero con algo en común; es gente a la que le gusta la naturaleza. Ya sean familias, parejas y, sobre todo, extranjeros”, afirma Carlos, “Creo que el precio influye todavía y, sobre el aumento del los campistas de furgoneta, diría que tiene que ver con viajar de forma más improvisada, sin tener que reservar con antelación”. El responsable del camping El Cares relaciona este deseo de independencia e improvisación con la incertidumbre que todavía permanece de los años anteriores, marcados por las restricciones, los positivos y confinamientos repentinos.

Para otros campings, como el de Hospital de Órbigo, la presencia de la furgoneta no ha sido tan relevante: “En el caso de nuestro camping, los principales viajeros son gente que llegan por tradición y de la misma forma que lo hacían sus padres”, defiende el alcalde, Enrique Busto, “Los campistas vuelven un año tras otro, con estancias largas de semanas de duración. Es como una segunda residencia para ellos”.

Este camping, abierto desde 1964, se llegan a registrar cifras de más de 300 personas entre semana o en Semana Santa y 500 durante los fines de semana. La comodidad y la familiaridad son las claves de las que habla Busto y que relaciona con la fidelidad entre campistas y el camping: “Ellos hacen aquí su vida, tienen su parcela y su cabaña, hacen su barbacoa, se bañan en la piscina... Y así son felices”, zanja el alcalde.

Las estancias medias han aumentado en el mes de junio respecto a la media del mismo mes en otros años: 15.453 en total frente a una media de 8.749. Algo que también han notado los dueños de lo campings, que señalan que ahora la media suele estar en torno a las 3 noches.

Las conexiones que limitan el turismo de furgoneta

En el caso del camping de Burbia, en el municipio de Vega de Espinareda, el turismo de caravana y furgoneta se ve acotado y perjudicado por el acceso a través de la carretera del pueblo que conecta la localidad con la cabeza de municipio.

En 2021 los vecinos de Burbia salieron a la calle para exigir un arreglo de la carretera, que ha sido objeto en años anteriores de intervenciones enfocadas a la mejora de su trazado y ensanche, pero no son suficientes para los vecinos, que exigen a Diputación (que ostenta la titularidad de la vía) y Ayuntamiento una “carretera digna”.

Este estado de la carretera provoca que las caravanas y las furgonetas más grandes no puedan llegar hasta el camping o que, de hacerlo, decidan no volver: “Tenemos viajeros que llegan principalmente con sus coches, porque el resto de vehículos más grandes como caravanas, furgonetas o autobuses de excusión no pueden pasar y, si lo consiguen, no regresan al año siguiente”, afirma María, responsable del camping de Burbia.

Este verano, concretamente el sábado 13 de agosto, los vecinos volverán a manifestarse a las 12 horas para reclamar acción a la Diputación y al Ayuntamiento para mejorar el trazado y el ensanche de la carretera.

Mientras tanto, la Diputación de León ya a afirmado que el proyecto (que se encuentra actualmente en fase de licitación avanza) avanza “con toda la celeridad que permite la Ley, conforme a los plazos de tramitación”.

Etiquetas
stats