El Aulario del Campus de la Universidad de León acoge este miércoles un espectáculo de danza 'in situ'

Espacio de danza en pleno bosque, uno de sus proyectos.

Redacción ILEÓN

El Edificio del Aulario de la Universidad de León (ULE), ubicado en el Campus de Vegazana, será el lugar de inicio el miércoles 25 de octubre a las 17.00 horas de una experiencia de danza ‘in situ’, que lleva por título ‘Exploradance’, que se desarrollará en diversos espacios circundantes hasta las 20.00 horas.

Miranda Hopwood y Macha Mélanie se han unido para ofrecer una doble exploración: en el interior del cuerpo, donde los caminos del movimiento dan a luz la danza, y en el exterior, donde la danza se inspira en las influencias de los paisajes, los sonidos.

La riqueza del contacto con el entorno. La relación entre el interior y el exterior favorece una danza orgánica muy abierta a lo que le rodea, donde se multiplican los sentidos de la percepción. Partiendo de los caminos habituales del cuerpo, los movimientos se liberan, resuenan con una danza interior/exterior que amplifica el bienestar y la creatividad. Este taller se ha podido organizar gracias a la colaboración entre las asociaciones Dansesanature, Experiencia Danza y Armadanzas, con el apoyo del Área de Actividades Culturales y Relaciones Internacionales de la ULE.

Miranda Hopwood pone su experiencia de osteópata al servicio de la danza. Sabedora de que la osteopatía busca liberar el movimiento natural, también utiliza su sensibilidad hacia el mundo vegetal, apoyándose en su experiencia como naturópata y fitoterapéuta.

Bailarina en constante investigación, ofrece talleres de danza que concibe como laboratorios al aire libre, donde se establecen vínculos entre nuestra naturaleza profunda y la que nos rodea. En Sauve (Francia) ha creado, con ayuda del vecindario, un espacio de danza en pleno bosque.

Macha Mélanie por su parte es profesora graduada en danza, enseña jazz moderno y danza contemporánea desde 2004, en Montpellier y en varios cursos internacionales. Desde 2014, la ‘danza orgánica’ que enseña se ha nutrido de nuevas texturas en movimiento con el descubrimiento del ‘Gaga’ en el que profundizó intensamente en Tel Aviv con Ohad Naharin (Batsheva Dance Company). La danza orgánica revela el cuerpo-motor de la creatividad; estimula las cualidades de movimiento, vuelve el cuerpo fluido y disponible, explican.

Etiquetas
stats