6,7 millones de euros mejorarán la depuración de aguas en los espacios naturales de Babia, Luna y Vegacervera

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones con alcaldes de la zona

Miriam Badiola


El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, anunció este lunes que la Junta de Castilla y León invertirá un total de 6,7 millones de euros en la mejora de la depuración de aguas residuales de un total de 72 núcleos de población repartidos en ocho municipios situados en los espacios naturales de Babia y Luna y las Hoces de Vegacervera, en la provincia de León.

Las obras, que tendrán un periodo de ejecución de 24 meses hasta que estén en servicio, serán financiadas por el Gobierno autonómico en colaboración con el Instituto para la Transición Justa.

Por su parte, la entidad pública autonómica Somacyl explotará las depuradoras durante 25 años “para evitar la dificultad de pequeños municipios para buscar sistema de gestión adecuado” y la Junta pagará el 50 por ciento de los costes anuales “para acompañar a los municipios y compensar los inconvenientes que también tiene estar en un espacio natural”.

Durante la presentación del proyecto, Juan Carlos Suárez-Quiñones explicó que Babia y Luna y las Hoces de Vegacervera son “dos de las zonas más visitadas, apreciadas y con mayores valores naturales” de la provincia de León, a pesar de lo que lo lamentó que “muchas de sus aguas vertían o mediante instalaciones obsoletas averiadas o incluso sin ellas” en “una situación medioambiental de contrasentido en unos espacios naturales de esa riqueza”.

Babia y Luna

El proyecto contemplado para el Parque Natural de Babia y Luna requiere de una inversión de 3.446.103 euros y beneficiará a los 5.475 habitantes de 41 núcleos poblacionales repartidos en cuatro ayuntamientos, como son los de Cabrillanes, Los Barrios de Luna, San Emiliano y Sena de Luna. En ellos se instalarán más depuradoras del número de núcleos de población “para garantizar la depuración de guas a ríos y arroyos para corresponder la calidad de las aguas con la calidad de los espacios naturales”.

En esta zona se plantean diferentes soluciones en función de la población equivalente atendida. En general se propone la colocación de decantadores-digestores de fabricados en poliéster reforzado con fibra de vidrio hasta poblaciones equivalentes de 75 habitantes. A ello se suman sistemas compactos de fosa-filtro desde 75 a 150 habitantes equivalentes y sistemas más complejos con decantación-digestión primaria, biofiltros con bombeo y decantación secundaria para poblaciones de diseño superiores a 200 habitantes equivalentes.

Hoces de Vegacervera

En el caso del Espacio Natural de las Hoces de Vegacervera, la Junta de Castilla y León destinará 3.327.998 euros que beneficiará también a 41 núcleos de población en los que residen 3.450 habitantes, pertenecientes a los ayuntamientos de Cármenes, Matallana de Torío, Valdepiélago y Vegacervera.

El proyecto plantea diferentes soluciones adaptadas a la población equivalente atendida. Por ello se ha previsto una para menos de 150 habitantes que contará con desbaste de gruesos, aliviadero, medición de caudal, decantación y digestión de fangos. Para las actuaciones comprendidas entre los 200 y 500 habitantes , el proceso de depuración será similar al anterior en cuanto a pretratamiento y se diferenciará en la etapa de tratamiento biológico que se compone de decantación primaria y filtro biológico mediante un tanque compacto, donde se realizará la decantación primaria, la digestión de fango y contará con un filtro biológico.

La tercera y última tipología comprenderá las actuaciones de con una población de diseño de más de 500 habitantes equivalentes y contará con desbaste, aliviadero, medición de caudal, decantación primaria y digestión de fangos, tratamiento biológico mediante biodiscos y decantación secundaria.

Despoblación

“Las actuaciones hoy anunciadas demuestran el compromiso de la Junta de Castilla y León con el medio rural, porque la despoblación se invierte con muchas acciones, como llevar infraestructuras, servicios públicos de calidad y actividades económicas para que pueda haber empleo. Una de estas infraestructuras de calidad es dotar a todos los pueblos con las de depuración”, puso de relieve el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Para llevar a cabo su objetivo de dotar a los 7.200 núcleos de población de Castilla y León de infraestructuras de depuración, Juan Carlos Suárez-Quiñones, detalló que el Gobierno autonómico cuenta con “una inversión muy importante”.

Así, tras llevar a cabo una primera fase centrada en los municipios de más de 2.000 habitantes, en estos momentos se trabaja en la segunda fase, mediante la que se actúa en municipios de entre 500 y 2.000 habitantes. Esta segunda fase está dotada con unos 150 millones de euros para toda la Comunidad Autónoma, de los que a la provincia de León le corresponden “varias decenas de millones”. Al mismo tiempo, se trabaja en una tercera fase para municipios de menos de 500 habitantes.

Todo ello se lleva a cabo a través de “complejos sistemas de financiación”, entre los que se encuentran fondos propios del Gobierno autonómico, fondos de Transición Justa o la colaboración con las diferentes diputaciones, que “juegan un papel importante junto con los ayuntamientos que, de forma natural, aportan un 20 por ciento a las depuradoras”.

Etiquetas
stats