El fin de las espichas: adiós a un estilo de fiestas universitarias que se mantuvo en León durante décadas

Imagen de una de las más tradicionales epichas, la de Industriales, archivo.

La llegada de la pandemia aceleró un proceso que ya preveían los universitarios y que ha finalizado con la eliminación del formato de espicha tal y como se conocía hasta ahora. Las fiestas por excelencia han quedado finalmente prohibidas por la Universidad de León, un hecho que ya confirma la propia institución académica.

Las espichas tienen su origen en la Universidad de Oviedo, de la que dependía la antigua Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola (EUITA), actualmente la Escuela Superior y Técnica de Ingeniería Agraria, entre 1973 y 1979. El término espicha es originariamente asturiano y sus celebraciones no tardaron en convertirse en parte indispensable de la vida universitaria en León.

De hecho, las espichas leonesas han conseguido agrupar a decenas de miles de jóvenes llegados incluso de otras provincias de Castilla y León y de Asturias, donde también han permanecido todo este tiempo. Sin embargo, estas fiestas parecen haber llegado a su fin en León, al menos de la forma en la que se celebraban.

Aunque las celebraciones variaban de facultad a facultad, tenían en común que siempre se celebraban dentro del campus universitario. Las más relevantes, especialmente Industriales y Económicas, organizaban fiestas lo suficientemente multitudinarias como para ser necesario el control de acceso para que no accediesen menores de edad, asistentes sin entrada o incumpliendo alguna otra norma.

Un problema creciente

Un problema que aumentó con el tiempo fue también de salubridad: los macrobotellones en los que se acabaron convirtiendo levantaban quejas por el estado en el que el Campus de Vegazana quedaba durante numerosos días después de la 'resaca' de estas fiestas al aire libre. Incluso llego a provocar encontronazos entre el Gobierno de la Universidad, las diferentes facultades y el Ayuntamiento de León, que remoloneaba a la hora de limpiar los ingentes restos, forzando al final a las propias comisiones de fiestas de los jóvenes a organizarse con voluntariado para quitar cuanto antes la basura mucha generada.

Tras décadas celebrándose llegó la pandemia de covid-19, que provocó que el rectorado de la Universidad de León prohibiera estas fiestas que podrían empeorar la preocupante incidencia del virus. Cuando había pasado lo peor de la pandemia, pero todavía permanecían algunas restricciones que trataban de garantizar que los casos no repuntasen, algunos universitarios organizaron una fiesta universitaria como alternativa a las espichas que luego se convertiría en el popular festival Monoloco, el mismo que durante los últimos años se ha posicionado como uno de los eventos de más popularidad entre los jóvenes de León.

Aquel fue el germen de lo que serán a partir de ahora las espichas, ya que la Universidad de León se mantiene en la prohibición que comenzó en la pandemia: “Las espichas no se celebrarán en el campus, se harán por su cuenta. En la pandemia se suspendieron y ya el año pasado se decidió que no se iban a celebrar. Como las comisiones de fiestas no se quejaron y se organizaron bien, se resolvió de esta manera. Lo que se seguirá haciendo en el campus es el resto de actividades como las barras, torneos...”, explica la vicerrectora, añadiendo que el año pasado se reunieron con las comisiones de fiestas de las facultades y ya les trasladaron esta prohibición. “Lo que sucedió con las espichas es que empezó a venir gente no universitaria y eso causaba problemas. Además acabaron por convertirse en multitudinarias y era muy difícil controlar la seguridad”, señala.

Fiestas privadas

Ante esta situación, las comisiones de fiestas han seguido los pasos de aquella primera espicha de económicas de 2022 que se celebró en la Plaza de Toros, y han acudido a este tipo de espacios para organizar sus fiestas. La comunidad universitaria ahora se debate entre las dos fiestas que hacen las veces de espichas y que se celebran el mismo día, 31 de octubre.

Ya que en estas condiciones las comisiones de fiestas más pequeñas tendrían complicado participar en el alquiler de espacios tan grandes, han optado por agruparse en estas dos fiestas.

En una de ellas, la que se celebra en la Plaza de Toros tiene como cabeza de cartel al DJ Parkineos, entre otros y ha sido organizada por la comisión de Derecho, Filosofía y Letras, Minas, Enfermería, CAFYD, Trabajo e Industriales. La otra, que se celebra en el Campo Hípico la forman las comisiones de Educación, Económicas, Biológicas y Veterinaria. El cabeza de cartel de esta última es Kiko Rivera. En el caso de esta última, el cartel sí la nombra como 'espicha'.

No han sido pocas las voces que se han quejado de la coincidencia de fecha de ambas fiestas, que obligan a todos los universitarios a elegir una a la fuerza. Tanto es así que las comisiones que organizan la fiesta en la Plaza de Toros han publicado un comunicado en sus redes sociales en el que defienden que la discordia es ajena a su organización y dejar clara su intención colaborativa.

El precio también es distinto, si en los últimos años el coste de la entrada no superaba los 5 euros, ahora el precio para acceder a las dos fiestas es de diez euros: “En mi opinión no merece la pena alquilar la Plaza de Toros para poner una disco móvil y beber, cuando antes se podía hacer en un espacio público, que es lo que diferencia una espicha de una fiesta común”, opina una joven universitaria.

Junto a eso, se suman las críticas de quienes conocieron las espichas en su forma original, en los jardines del campus de Vegazana como escenario, y que reconocen que una fiesta universitaria fuera del campus no es lo mismo: “Había un ambiente totalmente distinto, un ADN universitario total. Que venga gente de fuera, del instituto o gente más mayor, da igual porque al final estás en el campus y es tu ambiente”, aseguran.

A pesar de todo, parece que la situación no va a cambiar y ya hay comisiones que han anunciado otras 'espichas' a lo largo del año. Industriales y Educación se unen el 27 de abril, de nuevo en la Plaza de Toros de León, para celebrar conjuntamente su 'espicha edición primavera', ya lejos de sus fiestas patronales, como era tradicional.

Etiquetas
stats