Cultura Cultura
Cultura

La Fragua Literatia Leonesa

Ángeles Fernangómez: "Lo que más me gusta es sentirme en mi tierra y con los míos"

La poeta y narradora Ángeles Fernangómez, autora de 'Chupitos poéticos' está escribiendo tres poemarios y acaba de publicar, con otros autores y autoras, 'Dados Circulares y otros relatos polifónicos'

imagen
Ángeles Fernangómez. Foto: Facebook.
Manuel Cuenya | 16/12/2014 - 11:52h.

Activista o dinamizadora cultural, así le dice algún colega literario, Ángeles Fernangómez, que es socia cofundadora de la Asociación de pintores y poetas 'Versos pintados del Café Gijón', encuentra relación entre todas las manifestaciones artísticas, sobre todo entre la pintura y la poesía, a la vez que recuerda "la hermosa y acertada frase" de Leonardo da Vinci: "La pintura es poesía muda; la poesía, pintura ciega". Tanto es así, que Ángeles reconoce que tiene unos cuantos poemas inspirados en cuadros pictóricos. "Y también algún que otro pintor se ha inspirado en mis escritos a la hora de pintar su cuadro". Asimismo, es consciente de que tiende a "liarla muchas veces, en el mejor sentido literario", aclara ella, porque siempre está organizando recitales con fines solidarios, reivindicativos, o simplemente artísticos, además de coordinar varios eventos poéticos y participar de un modo activo en muchos otros como los Encuentros poético-artísticos en La Lobera de Gredos. "Me gusta mucho cuando se mezclan distintas artes... que se hagan crecer entre ellas. Y cuando digo Arte, incluyo a la escritura, porque, para mí, lo es. De vez en cuando pongo el freno, e intento no meterme en más de lo que pueda sin agotarme, aunque me guste. Hay que dejar espacio suficiente a la introspección también", señala  esta poeta y narradora leonesa que, como tantos y tantas, vive desde hace años fuera de la provincia, en concreto en Madrid, si bien en su obra, tanto poética como narrativa, están muy presentes los paisajes (externos y humanos) leoneses. "Está presente el carbón, la nieve, la montaña. Y sus gentes. Son mis raíces, y las raíces marcan", precisa Ángeles, que comenzó siendo narradora antes que poeta, aunque ahora tiende más a la poesía, tal vez porque está más rodeada de poetas y siente el efecto contagio. "Pero añoro la narrativa también". Aunque la narrativa y la poesía son "chips distintos", según la autora de 'Chupitos poéticos', al inicio de su blog (que confiesa tener bastante abandonado) dice lo siguiente: "Si me piden que escoja entre montaña o mar/ me quedaría con ambas/ Si quieren que elija entre poesía o narrativa,/ me pasaría lo mismo".

"No sólo se es escritor (reconocido o no) cuando se escribe; se es escritor en cualquier acto de la vida. Cualquier acto pasa por ese filtro inevitable"
"En mi poesía y en mi narrativa están presentes el carbón, la nieve, la montaña. Y sus gentes. Son mis raíces, y las raíces marcan"

Aparte de sus 'Chupitos poéticos', un aprendiz de libro, una publicación muy curiosa de la editorial  'Los Libros de Umsaloua',  dentro de la colección 'Versos En-cajados', según su creadora, que incluye una recopilación de sus poemas breves y/o aforismos, "encajados, en una cajita preciosa, que se presentó en la Feria del Libro de Sevilla", a los que tiene mucho cariño,  Ángeles cuenta con mucha obra inédita y figura en montones de antologías versadas en temáticas contra el maltrato de la mujer, Palestina y aun otras causas sociales, a las que no puede ni quiere negarse. Como ocurriera asimismo con la antología  'La mujer en la poesía hispano-marroquí' o bien con '50 poetas Contemporáneos de Castilla y León', una obra preciosa, coordinada por poeta y pintor cordobés Fernando Sabido, al que agradece que la incluyera en el misma, compartiendo espacio poético con grandes paisanos y escritores como Antonio Colinas, "cerquita de Andrés Trapiello, a dos pasos de Agustín García Calvo,  a un paseo de Julio Llamazares, con mi amiga Pilar Iglesias de la Torre, Directora de la revista Alkaid, con la que he colaborado muchas veces, o con el vértigo que me da compartir páginas con mi querido y admirado Juan Carlos Mestre. Y lo que más me gusta es sentirme en mi tierra y con los míos".

Nostalgia, existencialismo e impresionismo

Nostálgica de su tierra, Ángeles reivindica, además de al Premio Nacional de Poesía, Mestre, por quien siente devoción, a poetas de la talla de Gamoneda, o narradores tan fantásticos  como lo era Antonio Pereira, "pasando por tantos y tantos otros que se haría largo enumerar". No obstante, se aventura a decir otros nombres: Miguel Hernández o  Machado, entre nuestros clásicos. Alejandra Pizarnik, Alfonsina Storni, Neruda o Galeano, por razones bien distintas, entre nuestros hispanohablantes americanos. John Keats o Blake, entre los que no comparten nuestra lengua. Y, entre los españoles actuales, le estremece la poesía de Elvira Daudet, sin olvidarse –matiza Ángeles- de tantos compañeros poetas actuales, y muy buenos algunos,  a los que escucha por los garitos y los salones de actos, o lee en el Facebook o en los blogs, y a quienes no menciona porque no es capaz de nombrar a unos y dejar a tantos otros.  Y por supuesto recuerda con cariño a su Maestro, con mayúscula, Enrique Gracia Trinidad, "gran poeta". Y, en este sentido, cree que la lectura es muy importante e imprescindible para escribir de un modo creativo. "Uno debe de buscar y tener su propia voz, pero sin fuentes no subsiste. Además, es hermoso hacerlo, es la base", apostilla esta creadora leonesa, que "escribe, porque no puede evitarlo" (en recuerdo al gran escritor José Luis Sampedro). En su caso, escribir, que considera una bendita afición, es una necesidad vital, "una adicción casi (o sin el casi)". Y esta es, en definitiva, su forma de expresarse en la vida, "porque no sólo se es escritor (reconocido o no) cuando se escribe; se es escritor en cualquier acto de la vida. Cualquier acto pasa por ese filtro inevitable", dice Ángeles, para quien su poesía (la poesía) es por supuesto una actitud y aptitud ante la vida, "un idioma que algunos entienden, pero no hablan, otros logran tenerlo como segundo idioma, y para algunos privilegiados es su lengua materna. Por otro lado, el poeta, pienso que debe de ser testigo de lo que sucede en el mundo, no solo en su mundo".

"Me gusta mucho cuando se mezclan distintas artes... que se hagan crecer entre ellas. Y cuando digo Arte, incluyo a la escritura, porque, para mí, lo es".

Una poesía, la suya, de calado existencialista, en el sentido de que suele hurgar en el modo en que nos determinan nuestros actos. Aunque también reconoce su vena impresionista tanto en su poesía como en su narrativa. En todo caso, Ángeles invita a que la gente la lea para que saque sus propias conclusiones, porque "una lleva demasiada mochila a la espalda en cualquiera de las cosas que escribe, o sea que siempre lleva dentro de sí un narrador omnisciente sabelotodo que le resta objetividad a la hora de analizarse, se necesita más alejamiento".

En estos momentos, está trabajando en la elaboración de tres poemarios, aunque no los publicará a la vez. "Dos de ellos son temáticos y, el otro, quiero que lleve una estructura que le libre de ser simplemente una recopilación de poemas, creo que un libro de poemas ha de ser algo más que eso". Asimismo, le ronda la idea de editar narrativa, porque tiene publicados unos cuantos relatos en antologías, pero ningún libro en solitario. Por otro lado, colabora en la promoción de un libro de narrativa muy original que escribiera con otros cinco escritores y escritoras hispanohablantes (dos colombianos, una argentina, una mexicana y otra española más). Este libro,  publicado por dos editoriales, tanto en Colombia como en España, se titula 'Dados Circulares y otros relatos polifónicos', y está escrito a seis voces; "todos los relatos están escritos por los seis autores, pero no se trata de un simple cadáver exquisito, como dijeran los surrealistas; va mucho más allá de eso. Fue un reto que creo que vio la luz con éxito", concluye Ángeles.

Entrevista breve a Ángeles Fernangómez

"Este sistema se agota"

¿Qué libro no dejarías de leer o leerías por segunda vez?

'Pedro Páramo', de Juan Rulfo.

Un personaje imprescindible en la literatura (o en la vida).

El Quijote, sin duda.

Un autor o autora insoportable (o un libro insoportable).

De los autores insoportables, suelo olvidarme. Un libro insoportable 'Mazurca para dos muertos', de Cela.

Un rasgo que defina tu personalidad.

Empatía, creo.

¿Qué cualidad prefieres en una persona?

Integridad

¿Qué opinión te merece la política actual? ¿Y la sociedad?

Más que la política, los políticos. Opinión nefasta. Han vendido el poder al mercado, o se han fusionado con él, que casi es peor. El vuelco en la política ha de ser radical, desde mi punto de vista. "Este sistema se agota" es algo más que una frase hecha.

¿Qué es lo que más te divierte en esta vida?

Cualquier tema creativo y dejarme perder por la naturaleza.

¿Por qué escribes?

Porque es la forma en que mejor sé decir las cosas.

¿Crees que las redes sociales, Facebook o Twitter, sirven para ejercitar tu estilo literario?

No diría yo que para eso. Pero sí son una herramienta mágica de interactuar.

¿Cuáles son tus fuentes literarias  a la hora de escribir?

Cualquier libro que caiga en mis manos y me guste es susceptible de serlo.

¿Escribes o sigues algún blog con entusiasmo porque te parezca una herramienta literaria?

Hace algo más de tiempo sí. Ahora visito muy poco los blogs, incluido el mío: http://afernangomez.blogspot.com.es/ De vez en cuando subo algo, pero no tanto como antes.

Una frase que resuma tu modo de entender el mundo.

"Si por vivir en la roca no puedo ser flor, me haré musgo para poder crecer". Lo escribí hace tiempo y sigo asiéndome a ello cuando noto que flaqueo.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario