Mañueco y Sen reafirman la disposición al diálogo para avanzar en las reivindicaciones de Castilla y León

Alfonso Fernández Mañueco y Nicanor Sen.

Agencia ICAL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el delegado del Gobierno en la Comunidad, Nicanor Sen, reafirmaron hoy la disposición al diálogo por ambas partes ante las necesidades y reivindicaciones autonómicas, expresadas ya por carta al Ejecutivo central.

Fernández Mañueco recibió este martes al nuevo delegado, que tomó posesión la pasada semana en sustitución de Virginia Barcones, en una reunión en la sede de la Presidencia de la Junta de Castilla y León.

La reunión institucional se desarrolló “en un ambiente de cordialidad”, con voluntad de colaboración entre ambas administraciones y con el ofrecimiento de diálogo para la resolución de los asuntos que afectan a los castellanos y leoneses, según informaron fuentes de la Junta y de la Delegación del Gobierno.

En este primer encuentro entre el presidente y el nuevo delegado, que se prolongó durante una hora, Fernández Mañueco recordó a Sen que ha trasladado las reivindicaciones por carta a los distintos ministerios del Gobierno de España el pasado mes de noviembre.

Infraestructuras y banda ancha

Así, en materia de infraestructuras, señaló la necesidad de acometer las autovías y carreteras pendientes, recuperar las frecuencias de trenes, el impulso de polígonos y centros logísticos, así como la implicación del Ejecutivo central para extender la banda ancha al cien por cien del territorio de Castilla y León.

También, según la Junta, incidió el presidente en el nuevo modelo de financiación, que aporte recursos suficientes; la flexibilización del Plan Estratégico de la PAC; la importancia de una EBAU única que evite la discriminación a los alumnos; una fiscalidad específica para las zonas rurales, como medida para luchar contra la despoblación, y en la búsqueda de soluciones para el problema nacional que supone la falta de médicos.

Por otro lado, remarcó el compromiso de colaboración de la Junta en la lucha contra la violencia machista y en otros ámbitos específicos de la Delegación del Gobierno, como la seguridad y la protección ciudadana.

Finalmente, desde una defensa firme de la democracia, el Estado de Derecho y la Constitución, Fernández Mañueco expresó la oposición del Gobierno autonómico a la amnistía, y el rechazo a los privilegios económicos de unas comunidades sobre otras.

Por su parte, Sen calificó de “muy positiva” la reunión a la vez que se comprometió a dar trasladado a los responsables de los correspondientes ministerios. “El diálogo debe ser una máxima para llegar a acuerdos con otras instituciones con las que es necesario colaborar, como es el caso de la Junta de Castilla y León”, afirmó el delegado.

Etiquetas
stats