Castilla y León moderniza el tratamientos de los datos de los ciudadanos para mayor protección y privacidad

Administración telemática.

Redacción ILEÓN

La Junta de Castilla y León asegura que ha culminado un procedo de revisión y actualización de todos sus tratamientos de datos para garantizar la protección y la privacidad de todos los usuarios. Para garantizar la protección de los datos personales de los mismos y evitar un uso inadecuado que pudiera afectar a los derechos de estos ciudadanos, el Gobierno autonómico aplica su política de protección de datos en el marco de los derechos fundamentales europeo y nacional a una Buena Administración y a la Protección de Datos.

Para ello, en cada departamento, existe un delegado de protección de datos, que se trata de una figura que asesora a los centros directivos y a los empleados públicos con el objetivo de mejorar el cumplimiento de la normativa vigente en materia de protección de datos. Los ciudadanos pueden dirigirse este delegado a través de los correos electrónicos corporativos habilitados o en el propio portal web de la junta.

Con motivo de la celebración mañana, 28 de enero, el Día Europeo de la Protección de Datos para promover la privacidad de los datos de las personas, el consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago, puso de relieve que “es fundamental que los ciudadanos puedan conocer fácilmente cuáles son sus derechos en esta materia”. Para ello, señaló que se pone a su disposición, “de manera exhaustiva”, la información de protección de datos en todos los trámites y procedimientos “desde el mismo momento que se accede a ellos”.

En este sentido, la Junta garantiza el derecho de información de los ciudadanos, tanto para conocer la actividad para la que utilizan sus datos, como durante cuánto tiempo van a conservarse, a qué destinatarios se van a comunicar, o qué procedimientos se usa para tomar decisiones en base a ellos. Se contempla también el derecho a rectificación, en caso de que los datos sean incorrectos o incompletos, o el llamado ‘derecho al olvido’, que pueden ejercer los ciudadanos si desean que sus datos personales sean borrados o suprimidos cuando ya no sean necesarios para la finalidad para la que se recogieron.

Los derechos de protección de datos también permiten elegir al usuario no ser objeto de decisiones individuales automatizadas en los casos concretos en los que se aplican, es decir, solicitar que las decisiones que afecten significativamente al ciudadano sean tomadas por personas físicas y no exclusivamente de forma automatizada por medios tecnológicos y programas informáticos, explican desde la Junta en un comunicado.

En el Punto Único de Información de Protección de Datos de la web de la Junta se reúnen los contenidos oportunos de protección de datos y se accede al formulario para solicitar información o ejercitar, cuando proceda, todos estos derechos.

González Gago remarcó que “en la era de la inteligencia artificial y del tratamiento automatizado de enormes cantidades de datos” la Junta “apuesta por metodologías éticas y humanas, con las personas en el centro, que son quienes tienen la capacidad para tomar decisiones motivadas, conociendo y respetando los derechos de los ciudadanos”.

Etiquetas
stats