La Junta 'bendice' tres de los cinco macroparques solares que troceó en Villadangos el grupo Lamelas Viloria

Imagen de archivo de un gran parque solar de energía fotovoltaica.

Los cinco macroparques solares que el grupo Lamelas Viloria quiere desarrollar en Villadangos del Páramo y Cimanes del Tejar fragmentados como si no fueran uno sólo ya han comenzado a ser amparados, al menos ambientalmente, por la Junta de Castilla y León.

El Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL) ha comenzado a publicar este viernes de momento tres de los cinco pronunciamientos ambientales por parte de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, todos ellos favorables al no observar afecciones serias de ninguna clase en el desarrollo de un nudo de megahuertos fotovoltaicos que en su conjunto ocupará la friolera de 453 hectáreas para generar una potencia de 250 Mw con 140,5 millones de inversión prevista, instalando en total 757.500 paneles solares.

De momento, el Boletín 'santifica' tres de los cinco parques, como son Valtarafón, La llanada y Roteles, a la espera de que ocurra lo mismo en breve con los denominados El Monte y La Fenera. Cada uno de ellos comparte características prácticamente idénticas tanto en extensión (siempre en torno a 90 hectáreas) como en número de futuras placas solares, que son en todos los casos exactamente 151.496.

Todos ellos también prevén una evacuación de la energía que generen a través del llamado Nudo de Vilecha, que desarrolla también el mismo grupo empresarial con otros 14,1 millones de euros a mayores y con capacidad para 400 Kw.

La fragmentación

En las tres evaluaciones de impacto ambiental de hoy la Junta de Castilla y León calca las resoluciones favorables, sin tener en cuenta en ningún momento que se trata de un único megaparque solar troceado en cinco diferentes, ya que afectan a terrenos de los mismos municipios y son colindantres entre sí. Y eso a pesar de que el Gobierno autonómico se había comprometido a no permitir estas fragmentaciones al objeto de que las empresas promotoras no consiguieran tan fácilmente que se tramiten a nivel autonómico en vez de estatal, donde les correspondería si se trataran como la unidad que son.

Fue este uno de los principales argumentos de las alegaciones a estas tres plantas solares fotovoltaicas por parte de Ecologistas en Acción, además de verlos “susceptibles de provocar afecciones ambientales a espacios de interés natural y de hábitats de interés comunitario”, lo cual rechaza en su resolución Medio Ambiente de la Junta. También el sindicato agrario Asaja adujo el negativo impacto en las superficies de cultivo, en los caminos rurales e infraestructuras o de los trazados eléctricos aéreos.

Las juntas vecinales de Cimanes y Velilla de la Reina alegaron tener otros compromisos en derechos de superficie con otro promotor fotovoltaico, pero no consta en lo publicado que tampoco a ninguno de ellos se les haya hecho caso, de modo que se autorizan los tres con una serie de genéricas correcciones, sólo concretaras en puntos la obligatoriedad de establecer un Plan de Conservación de Aves Esteparias con medidas para la mejora del hábitat estepario asociado a especies incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Etiquetas
stats