Arranca el contrato para proyectar el instituto para Villaquilambre tres años y medio después de prometerse

Firma del pacto de gobierno de Villaquilambre con Mañueco en 2019, que incluía el instituto.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Villaquilambre anuncia este lunes la primera inversión de la Junta de Castilla y León, en concreto 800.000 euros, para iniciar el proceso de contratación de la empresa que habrá de redactar el proyecto de ejecución de un instituto público, el primero en este gran municipio leonés, tres años y medio después de prometerse su ejecución y varios más de protestas exigiéndose.

A través de una nota de prensa, el Consistorio asegura que este importante paso inicial se publicita ya hoy en el perfil del contratante de la Junta, aunque en realidad no está aún disponible. Se trata de la redacción del Proyecto Básico de Ejecución, de la futura dirección facultativa y de coordinación de seguridad y salud de la futura construcción del instituto de Secundaria, que contará de 16+6 unidades educativas.

En su información, se identifica el lugar elegido para ubicar el esperado centro escolar, en el Camino de los Mancebos, una amplia extensión en las inmediaciones de las dos mayores poblaciones del municipio, Navatejera y Villaobispo, donde se prevé ejecutar un edificio de 4.500 metros cuadrados en los que cursarán sus estudios un total de 690 alumnos posibles.

También especifican que el coste final que la Consejería de Educación de la Junta establece para convertir esta antigua reivindicación en una realidad será de 12.735.000 euros, de modo que los 800.000 euros actuales son el arranque del proyecto. En los presupuestos de la Junta de Castilla y León en vigor desde este 1 de enero, aprobado por el PP y Vox en el actual Gobierno autonómico, aparece consignada una cuantía de poco más de 500.000 euros para este año 2023.

En el pliego de prescripciones técnicas actual para elaborar el proyecto en sí se prevé la dotación, entre otras, de aulas en las que se impartirá Tecnología, Música y Audiovisual, Informática, Idiomas, Plástica, Dibujo, así como espacios de administración y gestión. También se diseñarán salas de Usos Múltiples, gimnasio, biblioteca y laboratorios. Igualmente, habrá espacio para los docentes con salas de reuniones, orientación, dirección y jefatura de estudios, así como una zona dedicada a las asociaciones de madres y padres de alumnos.

El alcalde prevé un proyecto “espectacular”

El alcalde, Manuel García (PP), ha aprovechado este trámite para destacar el compromiso de la Junta y la labor del equipo de Gobierno que dirige. “En cuanto hemos conseguido desbloquear la entrega de los terrenos por parte de la dirección socialista de la Junta Vecinal de Navatejera, los plazos se han acortado”, afirma, justificando así posibles retrasos.

También resalta que “la Junta está cumpliendo su parte” con un proyecto aún por hacerse pero que no duda en tildar de “espectacular”, mientras la urbanización de los terrenos cae en manos del Ayuntamiento.

En este sentido, recordó que el último Pleno del año 2022 el Ayuntamiento de Villaquilambre, vio luz verde a una operación de crédito tasada en 1.200.000 euros, sin carencia y con un plazo de amortización de 20 años, con los que se financiará la mayoría del coste de urbanización del suelo elegido, en el que también se habrá de ubicar el nuevo Centro de Salud. El montante total de esta operación supera el millón y medio de euros, haciéndose cargo el Consistorio de los más de 300.000 euros que faltan a través de otras operaciones, remarca la nota de prensa.

El compromiso de ejecución del instituto, tras años de negarlo la Junta a pesar de las constantes protestas y reivindicaciones de la Plataforma Por un Instituto para Villaquilambre, se pactó en junio de 2019, como parte del acuerdo entre el PP con los entonces ediles del UPL -expulsados por ello-, Ciudadanos y la formación independiente Vive Villaquilanbre. Aquel pacto fraguaba el acuerdo para convertir a Manuel García alcalde sumando más votos que el PSOE, vencedor de las elecciones municipales, y contó con la firma personal de Alfonso Fernández Mañueco, que también sacrificaba con ello la Planta de Biomasa que la propia Junta había defendido e impulsado.

Etiquetas
stats