León cierra el año con 1.661 parados menos y todavía 24.130 demandantes de empleo

Jornaleras trabajando en el campo.

Redacción ILEÓN / elDiario.es

La provincia de León despidió el año 2022 con 1.661 desempleados menos y todavía 24.130 demandantes de empleo. La cifra es un 6,44% más baja que la del mes de diciembre del año anterior y supone un 0,56% menos (136 personas) que la registrada el mes de noviembre.

Más de la mitad de las personas que buscan trabajo en la provincia leonesa son mujeres, en total 14.052, el 58% de ellas (8.204) mayores de 45 años y otras 4.063, casi el doble que hombres, de entre 30 y 44 años. El número de mujeres demandantes de empleo es únicamente inferior al de varones en la franja de edad de los menores de 25 años, con 787 mujeres en búsqueda de un trabajo respecto a los 859 hombres.

Por sectores, servicios sigue aglutinando el grueso de los desempleados de la provincia con 16.772 demandantes de empleo. Le siguen las 2.548 personas que buscan su primer empleo, las 2.156 que buscan trabajo en industria, las 1.706 que hacen lo propio en la construcción y las 948 de agricultura y pesca.

La perspectiva económica de la provincia leonesa es ligeramente más optimista que la del conjunto de la Comunidad. En Castilla y León, en diciembre había 121.999 parados, un 0,76% menos (937 personas) que el mes anterior, pero la variación anual es más floja con una bajada del 5,26% (6.770 personas).

En España, el número de parados es de 2.837.653 personas, 43.727 menos (-1,52%) que en el mes anterior y 268.252 menos (-8,64%) que hace un año.

El paro en Castilla y León

El paro se redujo el pasado año Castilla y León en 6.770 personas, un 5,2%, por lo que la cifra total cae hasta los 121.999 desempleados. Este descenso es inferior a la media nacional, que se situó en el 8,6%, con 268.252 parados menos, para un total de 2,8 millones, según los datos ofrecidos hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Además, con relación a febrero de 2020, el mes previo al inicio de la pandemia del COVID-19, la caída ha sido de 21.724 parados. Con respecto al conjunto de España, la cifra de parados es la más baja desde el año 2007 y supone 408.394 parados menos que al inicio de la pandemia.

En todas las comunidades se registraron caídas interanuales, destacando el descenso del 35,9% de Baleares (-20.123); Madrid, donde fue del 18,5% (-67.918) y de Extremadura, con un retroceso del 10,4% (-9.669). Los menores descenso correspondieron a Navarra (-1,3%), Castilla-La Mancha (2,2%) y Murcia (2,6%).

En variación mensual, el paro registrado en el último mes de 2022 bajó en todas las comunidades, a excepción de Cantabria, donde se incrementó un 0,4 %; Navarra, un 0,37%; La Rioja, un 0,6%, y País Vasco, un 0,08%. Las caídas más importantes se registraron en Andalucía, con un 2,9% (-22.280) y Madrid, con un 2,2% (-6.782). En Castilla y León, el descenso con respecto a noviembre de 2022 se quedó en el 0,7%, con 937 parados menos. Por lo tanto, se rompe la tendencia tras cuatro meses consecutivos de subida del desempleo en la Comunidad.

Por provincias, la caída del paro en el último año fue generalizada, salvo en Zamora, donde aumentó un 0,02 %, con dos desempleados más. El mayor descenso lo protagonizó Palencia, con un 9,6%, para un total de 7.602 desempleados, por delante de Burgos, con un 6,5% (1.115); León, con un 6,4 % (24.130); Valladolid, con un 6,3% (26.318); Soria, con un 5,3% (3.142); Segovia, con un 2,7% (5.788), y Salamanca, con el 2,7% (19.401). La menor bajada correspondió a Palencia, con el 21,43% (8.413), y a Valla

En tasa intermensual, se registraron bajadas en todas la provincias a excepción de Palencia, donde subió un 0,4% (+34), y Zamora, que registró un alza del 0,1% (+16). Por el contrario, la caída más acusada correspondió a Salamanca, con un 2,4% (-481), seguida de Segovia, con un 2,2% (-134) y de Ávila, con un descenso del 1,2% (-121). En León, la caída fue del 0,5% (-136); en Valladolid, del 0,2% (-71); en Burgos, del 0,2% (-38), y en Soria, del 0,1% (seis menos).

Por sectores, de los 121.999 desempleados de la Comunidad, 86.214 corresponden al sector servicios, 11.325 no han trabajado nunca; 10.242 a la industria; 8.112 a la construcción y 5.806 a la agricultura. Por sexo, casi seis de cada diez parados son mujeres, con un total de 71.814, frente a los 54.408, hombres. Mientras, los menores de 25 años en paro, 9.123, y representan el 7,4% del total.

Por otra parte, en diciembre se firmaron en la Comunidad un total de 46.196 contratos en la Comunidad, 8.412 menos que en noviembre (-15,4%). A nivel nacional, los contratos suscritos fueron 1.189.917 lo que supone una caída del 16,4% (234.366). En variación interanual, en Castilla y León los contratos descendieron un 30,1% (19.971 menos) y un 29,2% en el conjunto de las autonomías (491.633 menos). De los 46.196 contratos suscritos en Castilla y León el pasado mes, 32.344 fueron temporales y 13.852 indefinidos.

Por último, en cuanto a los beneficiarios de las prestaciones por desempleo, que se refiere siempre al mes anterior, en este caso noviembre, la cifra alcanzó en Castilla y León las 71.786 personas, de las que 35.165 tienen una prestación contributiva; 33.010, un subsidio, y 3.611 se benefician de la renta activa de inserción.

2022 cerró rozando máximos de empleo

2022 cierra rozando máximos de empleo, aunque en un mes de diciembre en el que se enfrió el mercado laboral. El año terminó con casi 20,3 millones de personas con empleo afiliadas a la Seguridad Social, con 471.300 trabajadores más en los últimos 12 meses, y con un total de 2,8 millones de personas paradas registradas en las oficinas del SEPE, la cifra más baja desde 2007, tras reducirse en 268.000 personas en el conjunto del año. Sin embargo, diciembre desluce algo las cifras porque deja una tímida creación de empleo, 12.640 trabajadores más de media, el menor empuje desde 2006. En términos desestacionalizados, el número de trabajadores se redujo (-8.300).

Pese a este último mes, el balance de 2022 es de casi medio millón de trabajadores más (471.360) de media, en un año muy complejo por la gran incertidumbre económica derivada la guerra en Ucrania y la crisis energética y de precios desatada a nivel mundial, que ha desacelerado la actividad económica. El crecimiento interanual del empleo desaceleró en diciembre, hasta situarse en el 2,4% interanual del empleo, algo por debajo de la previsión del Gobierno (3%).

El ministro José Luis Escrivá ha destacado en su cuenta de Twitter los datos promedios del ejercicio, que han batido máximos históricos. “Récord de afiliación en promedio anual: 20,1 millones, 750.000 afiliados más que en 2021”, en términos desestacionalizados, ha subrayado el responsable de la Seguridad Social. También ha ensalzado la creación de empleo promedia, “del 3,9%”.

Todos los datos, explicados en el enlace por Laura Olías y Raúl Sánchez.

Etiquetas
stats