Tres intervenciones de madrugada de la Policía Local por incidentes de tráfico relacionados con el alcohol

Control de alcoholemia.

La Policía Local del Ayuntamiento de León intervino en la madrugada de este domingo en hasta tres incidentes, varios de ellos vinculados con conductores que habían ingerido alcohol. Los sucesos tuvieron lugar en la glorieta de Guzmán, en el cruce de Miguel Castaño con José Aguado y en la avenida Mariano Andrés.

Uno de ellos se registró en la glorieta de Guzmán con la avenida de la Facultad, donde los agentes detuvieron al conductor de un vehículo. La Policía Local se encontraba en este punto realizando un control de alcoholemia cuando observaron a un vehículo a gran velocidad. Al ser parado, comprobaron que el conductor viajaba sin cinturón de seguridad y presentaba síntomas de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Por ello, los agentes le hicieron la prueba de alcoholemia en la que obtuvo un resultado de 0,84 mg/l de alcohol espirado. Al informar al conductor de que se le realizaría una segunda minutos después, este se enfrentó a la autoridad abalanzándose contra un agente. Al negarse y mostrar resistencia, la Policía Local acabó deteniéndole.

Otro incidente se registró en la avenida Alcalde Miguel Castaño con José Aguado. Aquí la Policía Local intervino en un choque de un vehículo contra un bolardo. El conductor del vehículo siniestrado resultó ileso, pero resultó positivo en la prueba de alcoholemia en la que obtuvo un 1,06 en un primer momento y 1,10 en la segunda. Los agentes remitieron las diligencias correspondientes al Juzgado número 3 de León. También en la calle Turrutalba la Policía Local requirió al conductor de un vehículo para hacer la prueba de alcoholemia al detectarle síntomas evidentes de conducir bajo los efectos del alcohol. Ante su negativa a realizar la prueba, los agentes tramitaron un juicio rápido.

Asimismo, la Policía Local de León intervino en la madrugada de este domingo en un suceso en la avenida Mariano Andrés en la que se les requirió por un hombre al que otro le estaba forzando para que sacara dinero de un cajero. Al llegar al lugar de los hechos, los agentes vieron como dos hombres se estaban empujando y procedieron a separarles. Uno de ellos acabó siendo detenido por desobediencia a los agentes tras haber mostrado una actitud violenta con ellos. 

Etiquetas
stats