Ataque vandálico al monolito con los ánimos de los niños de Villaquilambre por la pandemia

Pintadas dos meses después de su instalación.

Fue una iniciativa llamada al optimismo y al reconocimiento de lo que los niños también han sufrido, y ayudado, este fatídico año 2020 con motivo de la dura pandemia sanitaria motivada por el coronavirus.

Lo impulsó el Ayuntamiento de Villaquilambre, una emotiva instalación en dos monolitos situados en sendos parques del municipio en los que mostrar las piedras pintadas por los niños del municipio, las cuales había depositado espontáneamente durante los momentos más duros de la pandemia en una iniciativa que llevaba por nombre “El camino a la felicidad”.

Pero no han pasado aún dos meses y uno de los emotivos monolitos, el situado en el parque de Villaobispo, ya ha sufrido un acto vandálico. Llama mucho la atención que, entre otras pintadas variadas, los autores del mismo se han ensañado de manera muy especial con aquellas piedras pintadas con un arco iris por los niños y niñas.

Un símbolo que fue entonces para todos un mensaje de esperanza en medio del duro confinamiento que duró de marzo a junio de este año pero que parece haber ofendido de manera particular al autor o autores de este acto de destrucción.

La situación ha sido denunciada y dada a conocer por personas vinculadas al grupo municipal de Podemos en Villaquilambre, que había aplaudido la iniciativa de resaltar el trabajo de los niños y las niñas, y que ahora son los primeros en llamar “gentuza” a quienes “no respetan nada ni a nadie”.

Por eso, confían en que más pronto que tarde se instalen las cámaras de vigilancia de vídeo que Podemos pidió al Ayuntamiento y que fueron aprobadas por unanimidad en el Pleno del municipio.

Etiquetas
stats