El Frente de Estudiantes cree insuficientes los espacios para el estudio habilitados por la Universidad de León

Biblioteca Central San Isidoro de la Universidad de León, en una imagen de archivo.

El Frente de Estudiantes de León considera “insuficientes” las medidas adoptadas por la Universidad de León para habilitar plazas en las bibliotecas, al tiempo que denuncia la intención de cerrar estos espacios a quienes no sean miembros de la comunidad universitaria. El colectivo habla de “caos organizativo” para afrontar la crisis tras asistir a una reunión en la que el Rectorado de la convocó a los delegados.

“Exigimos la apertura de más lugares donde podamos ejercer nuestro derecho a la educación de forma segura y el fin de las medidas elitistas emprendidas por Rectorado, por las que parece que algunos sí quedaremos atrás”, dice el Frente de Estudiantes, para el que, siempre según su versión, los responsables de la institución académica “culparon de sus continuos errores a la falta de tiempo, los centros e incluso a los propios estudiantes”.

Y es que el Frente asegura que el Rectorada aboga por limitar el aforo de al Biblioteca Central y El Albéitar a apenas 200 plazas, una “cantidad totalmente insuficiente viendo los aforos ya fuertemente reducidos de las bibliotecas de los distintos centros”. Y va más allá en la crítica al sostener que la ULE “se niega a abrir nuevos espacios para evitar la saturación y asegurar un adecuado lugar de estudio”, al tiempo que desvela que “aboga por intensificar el proceso de exclusión de los centros de estudio a los estudiantes ajenos”.

También reprocha el colectivo que, habida cuenta de que el acceso a la plaza se llevará a cabo de forma presencial, no se asegure espacio para el estudio “pese a la probable pérdida de tiempo del desplazamiento”. Echa en falta más inversión en personal de limpieza para garantizar la “correcta desinfección de las sillas y mesas”. Y es que asegura que el Rectorado insistió en que “se hiciese el esfuerzo de estudiar en casa”, una posibilidad que, abunda el Frente de Estudiantes, “no está al alcance” de todos los alumnos, especialmente de los de “extracción trabajadora”.

“Las medidas que se han tomado”, critica, “no son sino fruto de una pésima organización y no cubren en absoluto la necesidad de espacios de estudio que lleva vigente desde septiembre y que se va a acentuar considerablemente en las convocatorias de enero y febrero”.

Etiquetas
stats