La plantilla e instalaciones de la Facultad de Veterinaria reciben el visto bueno de la Asociación de Hospitales Veterinarios

Facultad de Veterinaria de la Universidad de León

Ical

Una Comisión de la Asociación Española de Hospitales Veterinarios ha elogiado las instalaciones “óptimas” con las que cuenta la Facultad de Veterinaria de León así como la “preparada” plantilla de profesionales del Hospital Veterinario. Así lo ha destacado el presidente de la asociación y director del Hospital Veterinario de Lugo, Luis Felipe de la Cruz Palomino quien, por el contrario, puso en evidencia la necesidad de mejorar la gestión del servicio “tanto a nivel administrativo como de atención al cliente” para dar “una mejor asistencia a los usuarios del hospital”.

Desde la asociación, que visitó León dentro de las reuniones, encuentros y visitas que de forma periódica se quieren mantener para abordar las recomendaciones y mejoras que presenten agentes externos para conseguir la acreditación europea de la Faculta de Veterinaria y el Hospital Veterinario, también se sugirió la necesidad de “mejorar la coordinación docente y generar confianza en la comunidad universitaria y los usuarios del servicio”. Esto tiene que ser así para relanzar los casos, que han aumentado en un 30 por ciento en el último año y superan ya los 3.000, aunque las exigencias para disponer de la acreditación europea están en los 5.000.

Otra de las recomendaciones apuntadas por la Comisión de Madrid, Barcelona y Lugo, fue la necesidad de elaborar un plan estratégico en el que establecer las bases para una adecuada planificación y dotación presupuestaria, un plan económico que está siendo elaborado por el profesor Pablo Gutiérrez, y la becaria Vanessa Carrizo Rey.

Para concluir, también se apuntó a la necesidad de hacer más atractiva la página web y concienciar a las administraciones públicas para que apoyen el Hospital Veterinario leonés, como así ocurre con el Hospital veterinario de Lugo que está sustentado por una fundación pública en la que actúan como patronos la Diputación, la Xunta, el Ayuntamiento y la propia Universidad de Santiago, de la que depende el centro. En este sentido, Palomino se mostró partidario de un sistema “que dé continuidad al proyecto y un modelo que dé agilidad y aporte fondos desde fuera de la universidad”.

Etiquetas
stats