Demuestran que Google Street View permite caracterizar el hábitat de especies silvestres

Guarida

DiCyt

La herramienta Google Street View, que permite ver fotografías de alta resolución de muchos lugares y está disponible de forma gratuita en internet, sirve para estudiar el hábitat de especies silvestres permitiendo ahorrar tiempo y dinero, según han demostrado científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). En un artículo publicado en la revista científica PLOS ONE, los investigadores utilizan este sistema para analizar el ecosistema del buitre leonado y del alimoche en un área de 7.000 kilómetros cuadrados correspondiente a la Cordillera Cantábrica de la provincia de León.

Google Street View guarda imágenes georreferenciadas, con sus coordenadas geográficas, de calles y carreteras, pero también de pistas y caminos en el campo, lo cual da pie a numerosas posibilidades. “Es como tener varias fotos a la vez a pie de campo, pero al recurrir a esta herramienta hemos cuantificado un ahorro del 36% en el tiempo empleado para hacer estos estudios y de hasta un 49'5% de ahorro económico”, ha explicado a DiCYT Pedro Pérez Olea, científico del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos, centro mixto del CSIC, la Universidad de Castilla-La Mancha y la Junta de Castilla-La Mancha, que ha centrado este trabajo en “la cara Sur de la Cordillera Cantábrica”.

Hasta ahora, la única posibilidad para realizar este trabajo era visitar el campo con vehículos, pero tras los resultados de esta investigación la herramienta de Google se presenta como la mejor alternativa. “El único problema es que aún no ha llegado a todos los sitios, así que sus posibilidades aún son limitadas, pero ya están llegando con el coche e incluso andando a casi todas partes, así que va a ser de gran utilidad para biólogos y ecólogos”, indica el investigador, que firma el artículo junto a Patricia Mateo-Tomás, también científica del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos.

En concreto, el artículo de PLOS ONE muestra un importante ahorro de tiempo y dinero en el estudio de los cortados rocosos donde anidan el buitre leonado (Gyps fulvus) y el alimoche común (Neophron precnopterus). Mediante las fotografías, los investigadores han identificado el tipo de sustrato rocoso, la presencia de cuevas para la nidificación, así como la vegetación del lugar y manchas de excrementos. Es decir, que se puede recopilar la misma información que en una visita de campo.

Conseguir más datos

El objetivo de este tipo de análisis de los ecosistemas de determinadas especies es evaluar la cantidad y calidad de hábitat disponible para ellas. Las imágenes por satélite y las fotografías aéreas, que se pueden encontrar en otras herramientas como Google Earth y Google Maps, ofrecen parte de la información necesaria, pero no tanta como Google Street View, que actualmente se integra en las anteriores y que simula una presencia real sobre el terreno, ya que toma fotografías a la altura a la que estaría una persona.

El caso de los cortados rocosos es paradigmático por su estructura vertical. La teledetección por satélite no sirve para nada en este caso, pero se trata de ecosistemas muy ricos en diversidad que es necesario estudiar de manera precisa, porque la degradación de este tipo de ecosistemas es una de las principales causas de la extinción de especies.

Etiquetas
stats