Un incendio próximo a Losacio, declarado de nivel 2 de riesgo por afección a la población

Captura de pantalla de un vídeo de Brif Tabuyo sobre el incendio de Vegalatrave. // Brif Tabuyo

Juanma de Saá / ICAL

La Junta de Castilla y León informó este domingo de que ha declarado el nivel 2 de riesgo para un incendio declarado en el municipio zamorano de Vegalatrave. Se trata de un foco muy próximo al de Losacio, un fuego que este viernes bajó a la consideración de nivel 1 tras haber provocado dos muertes y el desalojo de hasta 34 localidades.

La razón expuesta por la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno autonómico para proceder a esta declaración es la “posible afección a la población y a bienes distintos a los de naturaleza forestal”.

Además, fuentes de la Junta informaron a Ical que de momento no se había ordenado el desalojo de Losacio.

Una semana después se inicia un nuevo foco próximo a Losacio, el incendio, que dejó dos víctimas mortales, un bombero forestal y un pastor de la zona, y obligó a desalojar hasta 34 poblaciones. El pasado viernes la Junta bajó a nivel uno este incendio que mantenía a diferentes medios desplegados sobre el terreno para evitar reproducciones.

Ocho localidades evacuadas

El incendio ha obligado ya a evacuar ocho localidades de la Tierra de Alba y está en preaviso la urbanización de La Encomienda, que ya fue desalojada la semana pasada por el incendio de Losacio, según confirmaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora.

Han tenido que ser desalojadas de forma preventiva las localidades de Losacio, Olmillos de Castro y sus anejos Marquiz de Alba y Navianos de Alba; Losilla y Pedro de las Cuevas, del municipio de Santa Eufemia del Barco, Perilla de Castro y, en preevacuación, la urbanización de La Encomienda.

En la zona trabajan dos técnicos, cuatro agentes medioambientales, tres brigadas helitransportadas, tres buldóceres, cinco autobombas y dos cuadrillas de tierra, apoyadas hasta el ocaso por un helicóptero de la base de Villaralbo, dos de Rosinos de la Requejada y uno de Villardeciervos (Zamora).

La Junta de Castilla y León ha detectado indicios de que este nuevo incendio puede ser provocado, al igual que los graves siniestros declarados en las provincias de Ávila y Burgos. “Los primeros indicios indican que los incendios no son espontáneos, sino que estaría la mano del hombre detrás, de forma intencional e imprudente, en lugares y día de tan extrema peligrosidad”, señalaron fuentes de la Administración autonómica, que no descartan nuevos desalojos de poblaciones por seguridad, según la evolución del fuego.

Etiquetas
stats