La Junta 'santifica' abrir en León este viernes hostelería, juegos y centros comerciales pero no abrir más la mano

Terrazas en la Plaza del Grano de León.

C.J. Domínguez

Tal y como se había anunciado a comienzos de esta semana, con apenas algunos detalles nuevos, el Gobierno de la Junta de Castilla y León ha 'santificado', aprobando en su reunión de hoy, el arranque este viernes 4 de diciembre de la desescalada de las medidas más duras que se impusieron el pasado 6 de noviembre.

De este modo, el Gobierno autonómico estampó el acuerdo definitivo que permitirá en toda la provincia de León reabrir bares, restaurantes, cafeterías y pubs con las limitaciones, eso sí, de toque de queda (cierre diario a las 22.00 horas), y con las limitaciones que también impone el hecho de que León siga en fase de máximo riesgo, Fase 4. En concreto, se permitirá sólo el 33% de aforo en el interior de los locales de hostelería y el 50% en las terrazas, y prohibiciones como la de fumar, por ejemplo.

También se podrán reabrir los centros comerciales, en época de compras navideñas habitualmente masivas, y centros deportivos y gimnasios. Pero el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, mencionó que habrá una novedad hasta ahora no aireada en esa reapertura, tanto en León como en Salamanca, que también la estrenará antes del puente festivo de la Constitución: que también tendrán permitido abrir los salones de juegos, que se mantuvieron abiertos al principio más incluso que los hosteleros, ante la indignación de éstos y varios partidos políticos.

De este modo, desde este viernes serán cuatro las provincias 'liberadas' (León y Salamanca que se unen a Ávila y Segovia), con la posibilidad de interconectarse entre ellas.

Pero en el resto de la Comunidad, tal y como ayer anunció en un discurso sin preguntas el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, también tendrán permiso para reabrir las terrazas de negocios de hostelería, ante la presión del sector por la celebración del puente. Todas salvo Burgos, se vio hoy Igea a rectificar a Mañueco, por su alta incidencia aún del coronavirus.

Ante esa nueva 'mala noticia' que el vicepresidente tiene que explicar ante la prensa, ante la que el presidente no comparece prácticamente nunca al hacer anuncios siempre positivos, Francisco Igea le quitó hierro asegurando no sólo que no hay diferencia de pareceres entre ambos sino que “es un orgullo trabajar al lado del presidente”.

“Ni una vez, nunca, jamás, el presidente me ha dicho oye no hagamos esto, no tomemos esta medida por un coste inasumible, o no hagamos esto porque nos están friendo”, argumentó en relación a si Fernández Mañueco comunica el “roscón de reyes”, las noticias positivas, y a él le toca el “carbón”, lo negativo, en referencia al símil que él había utilizado en su día para referirse a Pedro Sánchez y las autonomías.

León sí, Valladolid no

El vicepresidente aseguró que toman las decisiones con la “cabeza fría” y el “corazón caliente”, sin olvidar de que detrás de cada una de ellas hay personas y familias, y en este contexto enmarcó el hecho de que la Junta descarte, como piden los hosteleros en todas sus protestas -la última hoy en León-, aplicar las medidas de la Comunidad de Madrid sobre la hostelería, es decir, al 50% en interior, terrazas al 100% y con horario hasta la medianoche. En este sentido, se remitió a lo establecido en los indicadores comunes pactados en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y afirmó que “nos vamos a sujetar a ese calendario”.

A otra pregunta de los periodistas, justificó que las decisiones de desescalar o no se adopten en el ámbito provincial, y no por otros como ciudades o zonas de salud, aunque se den casos como que León capital tenga una incidencia a dos semanas más elevada que Valladolid capital y sin embargo, en la provincia leonesa se pueda reabrir la hostelería y en Pucela no.

Etiquetas
stats