La Junta no descarta medidas más duras en Ponferrada por una incidencia de 225 casos

Varias personas pasean junto al Castillo de los Templarios durante la Fase 1 de la desescalada en Ponferrada. / César Sánchez / ICAL

La Junta de Castilla y León no descarta medidas más duras y restrictivas en la ciudad de Ponferrada por presentar una de las incidencias más elevadas de coronavirus de toda Castilla y León.

Así, y con un mensaje de preocupación y de llamada la máxima responsabilidad, lo ha informado esta mañana la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, en una rueda de prensa en la que ha explicado que Ponferrada presenta un índice de incidencia a 14 días de 225 casos positivos por cada 100.000 habitantes, cuando la media de la provincia este lunes asciende sólo a 152 casos en el mismo período.

Ponferrada se sitúa al nivel de “máximo riesgo” que Casado situó además a Miranda de Ebro y Aranda de Duero, ambas en la provincia de Burgos, con 292 y 478 casos respectivamente; y las capitales de Zamora (232) y Palencia (426) casos, provincia ésta que presenta el nivel más alto en la actualidad. En todos estos casos Casado aseguró que los expertos “vigilan de cerca” una situación que tildó de “preocupante”.

Ante esta situación, la consejera no sólo se ha limitado a solicitar a todas estas poblaciones y sus habitantes “el máximo cuidado” sino incluso que se lleguen a plantear de manera voluntaria “un confinamiento inteligente” para salir de casa y realizar cualquier otra actividad en los casos más imprescindibles posibles.

Etiquetas
stats