Un incendio se cobró casi siete hectáreas en Antoñán del Valle

Helicóptero de extinción de incendios de la Junta de Castilla y León

Al margen del incendio forestal activo en Trabadelo, el parte de la Junta de Castilla y León refleja en la mañana del sábado la extinción de otros cuatro fuegos en la provincia. El que causó más daños fue el desatado de forma accidental en Antoñán del Valle (Benavides), que se saldó con 6,80 hectáreas de rastrojos quemadas.

El también accidental originado en Lugán (Vegaquemada) se dio por extinguido tras cobrarse 1,12 hectáreas de pinos. Caldas de Luna (Sena de Luna), donde en los últimos días se vienen reproduciendo incidencias, sufrió un nuevo fuego, que quemó una hectárea de avellanos y 0,5 hectáreas de escobas.

Por último, un incendio originado en Villimer (Villasabariego) calcinó 0,90 hectáreas de chopos.

Etiquetas
stats