La IGP Cecina de León exporta entre el cinco y el diez por ciento de su producción

Andrés Martínez / Ical.  XI Feria de la Cecina de Chivo de Vegacervera (León).

Ical

Los 17 industriales que integran el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida, IGP, Cecina de León afrontan 2014 con la vista puesta en la exportación. Así lo confirma la evolución de su comercialización en el extranjero en la última década, con unas ventas de entre el cinco y el diez por ciento de su producción, que ponen de manifiesto el interés que despierta esta marca de calidad en otros países.

En algunos casos, este porcentaje se supera ampliamente y hay industriales de la IGP que ya están dedicando más del 40 por ciento de su producción a la venta en el extranjero. Aunque “queda mucho camino por recorrer”, señalan los responsables de la marca, en los últimos años el Consejo Regulador ha detectado entre un tres y un cuatro por ciento de incremento anual de la exportación, lo que significa una evolución favorable y constante de la venta en otros países.

La marca Cecina de León ha desembarcado con fuerza en países europeos, a los que se exporta entre el 85 y el 90 por ciento del producto destinado al extranjero. Entre los que más interés muestran por la chacina figuran Francia, Países Bajos, Alemania, Italia, países nórdicos, Inglaterra y Suiza. En el caso de Rusia, el reciente cierre del mercado a productos cárnicos españoles, alemanes y holandeses ha perjudicado a las empresas de la IGP, que habían logrado introducir la marca de calidad y habían despertado el interés del mercado ruso.

Así las cosas, y dado el descenso en el nivel de consumo en España, las pérdidas que ocasiona el uso fraudulento de la marca y con el creciente problema de los impagos, los empresarios de la IGP Cecina de León ponen la vista en la exportación como reto fundamental para 2014. “Las distintas presentaciones de la marca Cecina de León gustan mucho en el extranjero y tenemos que aprovecharlo”, señala la presidenta del Consejo Regulador de la IGP Cecina de León, Natalia Ordóñez.

En algunos países, la cecina de León se está introduciendo con más facilidad por existir productos cárnicos similares. Es el caso de la 'bresaola' en Italia y la 'viande de grisons' en Suiza. “La bresaola es carne de vacuno curada y especiada. Es más estética que la cecina pero con una calidad más industrial y en Italia estamos gustando. Y la 'viande de grisons' suiza es un producto más comercial. En Suiza están valorando que la cecina es más natural porque sólo tiene los tres ingredientes básicos: carne de buena calidad, sal y un ligero ahumado natural. Controlamos mucho el proceso de curación y por eso no necesitamos tanto aditivos como ellos”, explica la presidenta del Consejo Regulador.

Etiquetas
stats