La Guardia Civil denuncia 113 vehículos en la provincia de León por circular con coches en malas condiciones

Guardia Civil de Tráfico.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Castilla y León han realizado una campaña de vigilancia y control de de las condiciones de los vehículos del 20 al 26 de enero. En la provincia de León han controlado en total 2.388 vehículos, de los cuales 113 han sido denunciados y los agentes han procedido a imponer 114 denuncias.

La provincia de León se sitúa con estas cifras como la tercera con mayor número de vehículos denunciados y denuncias impuestas, sólo por detrás de Burgos y Valladolid. La mayor parte de las denuncias se centran en que los vehículos no tenían al día la ITV, la cual ha sido noticia esta misma semana en la Comunidad por incrementarse de un plumazo un 3,5% acumulado de los últimos tres años.

Sólo en una semana 676 conductores de la Comunidad han sido denunciados por la Guardia Civil de Tráfico por circular con su vehículo en inadecuadas condiciones de mantenimiento. Durante los siete días de intensificación de campaña se han controlado 15.105 vehículos de todo tipo y se han expedido 715 denuncias en Castilla y León.

Estos datos se enmarcan dentro de la campaña que la Dirección General de Tráfico puso en marcha entre el 20 y el 26 de enero y cuyo objetivo era comprobar que los vehículos circulantes, lo hicieran en adecuadas condiciones de puesta a punto, prestando especial atención a los elementos de seguridad de los automóviles: neumáticos, alumbrado, ITV...

El adecuado mantenimiento del vehículo es esencial en seguridad vial, más aún cuando la antigüedad media de los vehículos en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes en vías interurbanas en 2018 en Castilla y León fue de 14,7 años en turismo, 9,7 años en motocicleta y de 22,3 años en el caso de camiones de hasta 3.500 kilos.

Durante los siete días en Castilla y León, 4 vehículos fueron inmovilizados en el momento de realizarles el control: 2 turismos y 2 camiones, porque las condiciones de los vehículos con los que circulaban no reunían las garantías mínimas para que lo hicieran con seguridad.

Entre las deficiencias más importantes que los agentes han encontrado en carretera se encuentra la de circular con la ITV caducada, desfavorable o negativa habiendo expedido 319 denuncias. El 61% de los turismos y furgonetas denunciados lo han sido por circular sin dicha inspección en regla.

Otro de los elementos de seguridad esenciales son los neumáticos. 72 conductores han sido denunciados por llevar una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 mm; tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta y circular con una presión errónea. Respecto al alumbrado y señalización, 44 conductores han sido sancionados por este precepto y otros 18 por llevar la placa de matrícula deteriorada o impidiendo la verificación de la matrícula del vehículo. Además otros 19 conductores han sido denunciados por no llevar la documentación obligatoria del vehículo (permiso de conducción, permiso de circulación y tarjeta de la ITV).

El correcto acondicionamiento de la carga y el exceso de peso en furgonetas y camiones, también fueron preceptos a controlar por los agentes. En concreto, 11 camiones y furgonetas circulaban con un peso superior al permitido al vehículo en cuestión y otros 43 circulaban con un acondicionamiento de la carga incorrecto. Un vehículo en mal estado no solo aumenta el riesgo de accidente entre sus ocupantes sino el del accidente contra otros vehículos circulantes.

Etiquetas
stats