Ecologistas pide que se investigue si furtivos han decapitado los animales muertos tras la nevada

Ciervos muertos en la nieve

Ical

Ante la aparición de decenas de cadáveres de ciervos, muchos de ellos decapitados, en la Montaña Oriental Leonesa , Ecologistas en Acción ha presentado sendas denuncias dirigidas al Servicio de Protección a la Naturaleza, Seprona, de la Guardia Civil y al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta, pidiendo que se investiguen los hechos y se aplique el máximo castigo, administrativo y penal, a los posibles cazadores furtivos responsables del abatimiento y decapitación de los ciervos atrapados en la nieve.

La organización conservacionista se hace eco de algunas informaciones que apuntan a que hay testigos que afirman haber visto camionetas de particulares cargadas de cabezas de animales e incluso cómo se remataba a sangre fría a animales debilitados. “No es la primera vez que en estos montes se aprovecha la nieve para abatir animales cansados y hambrientos, una modalidad de caza absolutamente prohibida, que se realiza sin ningún esfuerzo, no ofrece al animal posibilidad alguna de defensa y se convierte en un execrable ejercicio de tiro al blanco”, señalan desde Ecologistas.

Dado que los cadáveres se encuentran en terrenos pertenecientes a la Reserva Regional de Caza de Riaño, el colectivo también ha pedido a la Consejería de Medio Ambiente, responsable de la gestión de la misma, “que dé urgentemente explicaciones”. Cabe recordar que fuentes de la Junta afirmaron días atrás que trabajadores medioambientales cortan la cabeza a los animales muertos para evitar, precisamente, esas prácticas de furtivismo, que por otra parte han negado los pedáneos de la zona.

Etiquetas
stats