La Diputación de León sólo presupuesta 1,4 millones más para labores sociales en 2021 a pesar de la pandemia

El presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, presenta el proyecto de Presupuestos de la institución provincial para el año 2021, junto al diputado de Hacienda, Santiago Dorado. / Carlos S. Campillo / ICAL

C.J.D. / Elena F. Gordón / ICAL

Todos los años las instituciones buscan adjetivos calificativos para definir sus presupuestos para el año que viene. A los de la Diputación de León para 2021 les ha tocado las palabras “realista, prudente y ambicioso en el gasto”.

Así es como definió el presidente de la Diputación de León, el socialista Eduardo Morán, el borrador de presupuesto de la institución para 2021, que asciende a 143,68 millones, con un incremento de un 5,6% respecto al anterior (7,1 millones más que en 2020) y solamente superado por el del año 2011, que superó los 160 millones entonces.

Se trata de unas cuentas, dijo, que el gobierno del PSOE y Unión del Pueblo Leonés (UPL) intentará consensuar con el resto de grupos políticos y que una vez liquidadas las de 2020 incorporarán remanentes para acometer más inversiones, que como todos los años serán multimillonarios. La institución también trabaja para intentar conseguir financiación del Fondo Europeo de Recuperación y Resiliencia, por lo que considera que se trata de unas previsiones presupuestarias “abiertas y progresivas”.

Sin embargo, entre las cuantías destacadas, se mencionó que el área social sumará 40,6 millones de euros, mucho más que las obras de Cooperación para los pueblos (29,3 millones), pero es un gasto social que apenas subirá 1,4 millones respecto a los 39,2 de ejercicio vigente, y eso a pesar de que se trata de las cuentas que deberá afrontar las consecuencias sociales más duras de la pandemia de coronavirus. Y eso que dentro de los más de 40 millones, 10,7 se destinan al Servicio de Ayuda a Domicilio, que ha registrado un incremento en el número de usuarios de 500 personas

La recuperación social y económica, el apoyo a municipios y juntas vecinales y la mejora de infraestructuras y servicios son, según destacó el diputado responsable del área de Hacienda, Santiago Dorado, los objetivos básicos del borrador. Las áreas de Fomento y Turismo reciben más de nueve millones cada una.

60 nuevos puestos de bombero

El capítulo de personal absorbe, con 50,8 millones, el 35,4 por ciento del presupuesto, con una plantilla actual de 1.300 trabajadores, e incorpora como principal novedad 2,3 millones para crear y sufragar las 60 plazas de bombero previstas para los ansiados parques comarcales aún por ejecutarse, un plan Sepeis aún pendiente del anunciado y retrasado Reglamento de la Junta para concretar su composición y disposición, según recordó Morán.

Las inversiones reales alcanzan los 12,7 millones, poco más de los 12,19 del anterior, y entre ellas destaca una partida de 5 millones para Internet y conectividad en el mundo rural y 1,2 para la Estación Invernal de San Isidro (municipio de Puebla de Lillo), además de 1,3 millones para los centros de atención especializada y 300.000 euros para acciones relacionadas con el Camino de Santiago.

Leitariegos, poco pero promesa de más

La estación de esquí Valle de Laciana-Leitariegos, que parte de sólo 300.000 euros a pesar de llevar años esperando el plan de modernización de más de 7 millones de euros, tiene el compromiso de recibir un montante “muy superior” cuando allá por abril puedan llegar los remanentes, el dinero sobrante de este año, en la esperanza de que si la Junta ha terminado la declaración de impacto ambiental se puedan iniciar en 2021 las primeras obras.

El Plan de Cooperación Provincial, es decir, el de las obras para los ayuntamientos de la provincia, pasa de contar con 18,5 millones a disponer de 21 y el Plan de Juntas Vecinales supera los 3 millones, incluyendo los dos millones iniciales más 720.000 euros para la comarca berciana y 340.000 para subvenciones a las entidades locales menores.

250 millones (de gasto) en total

Dorado también señaló que a las cifras expuestas hay que sumarle las correspondientes a gastos comprometidos en ejercicios anteriores como los 11 millones previstos para la construcción de parques de bomberos provinciales, 8,5 para la Estación Invernal de Leitariegos (municipio de Villablino) y 12 millones más -ya en tramitación- para obras en carreteras. “Solamente estos tres ejemplos ya suponen 31,5 millones y estimamos que la cifra de créditos que vamos a tener que incorporar de gastos comprometidos anteriores superan los 55 millones”, dijo.

Después de que en marzo se apruebe la liquidación de las cuentas de 2020, que arrojará un remanente, y gracias a la relajación de las normas fiscales, señaló, “va a ser posible acometer más gasto y más inversión y en total podemos decir, siendo prudentes, que en el año 2021 la Diputación podrá superar un gasto de 250 millones de euros, que constituyen sin lugar a duda una vacuna económica que contribuirá a paliar los efectos que la Covid-19 ha dejado en esta provincia”. Un gasto que el equipo de Gobierno había cifrado en 180 millones en este año en vigor.

Etiquetas
stats