La Diputación insiste en una gestión no pública de sus estaciones de esquí y está dispuesta a pagar por ello

Pistas y remontes de la estación invernal de San Isidro. / Carlos S. Campillo / ICAL

C.J. Domínguez

La estaciones de esquí públicas leonesas de San Isidro y Leitariegos bajo gestión privada. La máxima que ha venido defendiendo todo este mandato el equipo de Gobierno del Partido Popular en la Diputación de León, propietaria de ambas infraestructuras de deporte y ocio invernal, no decae ni a pesar de que la legislatura se acabe. “No se ha dado al traste”, insistía hoy el diputado de Desarrollo Económico, Miguel Ángel del Egido, quien de hecho asume que este cambio de gestión en el que la institución ceda su protagonismo de las últimas décadas aún podría materializarse “en esta legislatura” o bien “a principios de la siguiente”.

Eso sí, también asumen los populares en el Palacio de los Guzmanes que esta privatización total o la gestión mixta -aún no ha quedado claro cuál sería la fórmula- no significará que deje de costar dinero a las arcas de la Diputación leonesa. Del Egido lo resumió en que “cualquier administración tiene que equilibrar la balanza económica de cualquier explotación”.

La cuenta, bajo su punto de vista, es muy sencilla, porque “evidentemente cualquier empresario no cogerá una empresa que le cueste dinero”, y hay que tener en cuenta que en un año climatológicamente excelente, como lo fue la última temporada 2017-2018, el déficit acumulado aún rondó el millón y medio de euros.

Por eso, el plan del actual Gobierno de la Diputación asume que aunque cambiara el tipo de gestión y se cediera a la iniciativa privada, a lo largo de varios años la institución tendría que realizar un importante gasto público anual para compensar esas “importantes pérdidas de explotación”. O lo que es lo mismo, “la administración tendrá que soportar esas pérdidas gradualmente hasta que se equilibre”. Un coste que aún así el PP cree necesario porque “aunque a la Diputación le va a costar dinero, haya más posibilidad de dinamizar el sector de la nieve”, algo que Del Egido asume que “lo hace muchísimo mejor una empresa privada que la administración”.

No habrá apertura el 30 de noviembre

A todo esto, el diputado responsable de ambas estaciones avanzó que a día de hoy no se podrán abrir las pistas de San Isidro ni de Leitariegos en el día de arranque oficial, es decir, el 30 de noviembre, por falta de nieve, porque “después de haber estado trabajando y pisando” con la maquinaria el espesor apenas alcanza los 5 centímetros. Y encima la previsión meteorológica da lluvia para jueves y viernes, a priori.

Etiquetas
stats