Auxiliada una mujer de 61 años atrapada en su casa tras intoxicarse con la caldera de leña en Verdiago

Imagen de archivo de la Guardia Civil.

La Guardia Civil perteneciente al puesto de Almanza auxilió a una mujer de 61 años que se encontraba atrapada en el interior de su vivienda intoxicada por inhalación de monóxido de carbono de la caldera de leña en Verdiago (León), en el término municipal de Crémenes.

Una vez en el lugar del suceso, los agentes hablaron con el hijo de la mujer atrapada, que explicó que había un fuerte olor a humo y que oía hablar a su madre, a la que no veía desde el día anterior, al no poder acceder a la vivienda por tener rejas metálicas en las ventanas y estar con la puerta cerrada por dentro. El hombre también informa a los agentes de que su madre tiene problemas de salud y que la caldera de leña les había dado problemas.

Los Guardias Civiles, consiguieron hablar con la mujer, quien informó de que se encontraba mareada y no era capaz a levantarse, por lo que procedieron a forzar y romper un barrote de la ventana, desde la que accedieron a su interior, encontrándola tumbada en la cama de su dormitorio con síntomas de desorientación, debilidad y con respiración forzada.

Con la puerta ya abierta para que pudieran atenderla los servicios sanitarios desplazados hasta el lugar, estos pronosticaron intoxicación por inhalación de monóxido de carbono, por lo que fue trasladada en una ambulancia al Hospital Universitario de León.

Etiquetas
stats