El tripartito de Cacabelos reduce la deuda municipal en 1,6 millones desde su entrada en el Ayuntamiento

César Sánchez / Ical. El alcalde de Cacabelos, Sergio Álvarez.

El alcalde de Cacabelos, Sergio Álvarez, aseguró hoy que la deuda del municipio se ha reducido en 1.629.015 euros desde la entrada en el Ayuntamiento, tras las últimas elecciones municipales de mayo del 2015, del tripartito, formado por PSOE, Izquierda Unida y Alternativa Ciudadana de Cacabelos. Álvarez desmintió que la deuda municipal hubiera ascendido en 2011 a 13 millones de euros, tal como afirmaban los responsables municipales del PP y adelantó que la intnción del equipo de Gobierno es poder abrir el polémico recinto ferial “a final de año”.

En ese sentido, el regidor recordó que, tras los trabajos que han tenido lugar en la cubierta del edificio, faltan asunto menores como el suministro eléctrico de las instalaciones o su insonorización. El edificio se construyó en el año 2010, gracias a una subvención de más de un millón de euros, que hubo que devolver “por una denuncia de un concejal del PP”, criticó Álvarez.

En la misma línea, el alcalde aseguró que los concejales de la oposición “tienen muchas cosas que explicar y poco a poco irán saliendo” y avanzó que los anteriores responsables tendrán que responder por asuntos como las obras del cementerio, el plan especial del Camino de Santiago en el municipio o los costes de los procesos judiciales emprendidos por el anterior equipo de Gobierno. “Llevaron a cabo una gestión nefasta, con cero reducción de la deuda en cuatro años”, resumió Álvarez.

Estado contable

Según los datos certificados por la Intervención municipal y hechos públicos hoy, la deuda municipal de Cacabelos a 31 de diciembre de 2016 ascendía por encima de los 4,5 millones de euros, a los que habría que sumar 986.000 euros en concepto de devolución de subvenciones, lo que eleva la deuda por habitante hasta los 1.060 euros.

En ese sentido, las previsiones del equipo de Gobierno para el cierre del actual ejercicio pasan por reducir la deuda en más de medio millón de euros y destinar otros 610.000 euros a la devolución de subvenciones, lo que reduciría la deuda por habitante hasta los 867 euros por persona.

Al respecto, Álvarez recordó que la certificación de los datos por los servicios de Intervención es “algo que antes no se hacía” y criticó que sus predecesores en el cargo presentaran el ejercicio contable correspondiente a 2014 fuera de fecha, lo que provocó que se tuviera que revisar.

“Siguieron haciendo movimientos después de cerrar la liquidación, sin que éstos fueran aprobados por el pleno”, relató el regidor, que adelantó que el equipo de Gobierno ya ha denunciado ante el Juzgado esos 44 movimientos contables realizados fuera del periodo de liquidación. “Este Ayuntamiento nunca ha sido tan regular y legal”, defendió Álvarez, que lamentó que “los datos facilitados por el anterior equipo no tenían que ver con la realidad”. “Lo que les molesta es que se saquen los datos reales”, concluyó.

Etiquetas
stats