San Andrés prohíbe entrar y salir del consistorio a los encerrados

Gregorio Goyo Chamorro, alcalde de San Andrés del Rabanedo

ileon.com

Tras 35 días de “encierro” por parte de los extrabajadores del servicio de jardines y limpieza viaria el alcalde de San Andrés del Rabanedo, Goyo Chamorro, ha decidido “tomar medidas de control sobre los ex trabajadores que permanecen encerrados en el Salón de Plenos del Ayuntamiento”.

A través de una nota de prensa el equipo de Gobierno sostiene que “entiende las circunstancias que han llevado a estos trabajadores a permanecer encerrados en el Salón de Plenos del consistorio, respetando sus derechos, especialmente en estas fechas, con los perjuicios que conlleva para la vida diaria del Ayuntamiento”. Pero defiende que el modelo de encierro no se corresponde a uno como tal y que ante las críticas recibidas por los problemas ocasionados con actos que tienen lugar en el Ayuntamiento han adoptado varias medidas, entre las que se encuentran:

  • Desde las 22.00 horas del día 3 de enero la Policía Local de San Andrés del Rabanedo es quien controla las entradas y salidas desde el Ayuntamiento, tanto por la seguridad de los ciudadanos así como de los propios encerrados, como medida de seguridad ante los antecedentes de incidentes de los que se ha tenido constancia.
  • A las 22.00 horas del 3 de enero la Policía Local se ha puesto en contacto con los ex empleados que en ese momento se encontraban encerrados en el Salón de Plenos comunicándoles las nuevas medidas y cerrando las puertas del Salón de Plenos del Ayuntamiento, quedando dentro 6 de los ex trabajadores. De este modo, la Policía Local estará las 24 horas del día pendiente de los encerrados por motivos de seguridad y salud, no se permiten visitas, se podrá salir libremente pero no volver a entrar y la comida será entregada a través de la Policía.

Según los populares de San Andrés “hemos sido coherentes y entendemos que en estas fechas el calor de la familia se echa de menos, hasta el momento no ha existido un régimen de visitas y las entradas al Salón de Plenos se hacían libremente provocando inseguridad para los mismos encerrados, intentando respetar el derecho de los ex empleados, pero ante la falta de seguridad y con el fin de controlar las entradas y salidas se ha decidido tomar estas medidas”.

Así las cosas de momento las visitas a los encerrados quedan suspendidas y quien quiera salir del salón de plenos podrá hacerlo pero ya no podrá volver a entrar. Se endurece así el conflicto que desde hace más de un mes mantienen nueve encerrados y el Ayuntamiento de San Andrés.

Etiquetas
stats