El PSOE denuncia que la Diputación no considera “prioritaria” la revisión de la Ley de Pesca

Ical

El PSOE de León denunció hoy que el equipo de Gobierno de la Diputación no considera “prioritaria” la revisión de la Ley de Pesca, ya que no ha incluido en el orden del día del pleno de mañana la moción presentada por el grupo socialista, en al que se reclamaba una moratoria de la nueva normativa. Según informaron los socialistas a través de un comunicado, esta norma se está aplicando desde el inicio de la temporada y está provocando que “miles de aficionados” tengan que salir de la provincia para practicar esta actividad.

Desde el PSOE se recordó que León suma más de 40.000 licencias de pesca de las 180.000 que hay en toda la comunidad, es decir, más del 22 por ciento, además de que la provincia cuenta con más de 3.000 kilómetros de ríos trucheros de reconocimiento internacional. El Grupo Socialista en la Diputación de León registró la semana pasada una petición en la que reclamaba el aplazamiento de la ordenanza que dimana de la nueva ley aprobada por la Consejería de Fomento y medio Ambiente.

La propuesta de los socialistas argumentaba que la nueva reglamentación tiene “un fuerte rechazo social”, sobre todo en las zonas rurales, ya que los pescadores tradicionales son “los más afectados” al no poder practicar la actividad en los tramos libres de los ríos de sus pueblos. Sin embargo, la ley no afecta a los cotos de pesca donde, previo pago, se permite pescar cuatro truchas por pescador y día.

El portavoz de los socialistas en la Diputación, Luis Rodríguez Aller, recordó que el hecho de que los pescadores leoneses tengan que viajar a comunidades limítrofes está perjudicando “gravemente” al turismo, el empleo y los negocios de la provincia vinculados al sector. Rodríguez Aller, que lamentó que la moción no se debata “de forma urgente”, reiteró la necesidad de que la Junta aplace “de forma inmediata” la aplicación de la normativa hasta que ésta se adapte a la realidad de la pesca y los ríos de León.

La principal novedad de la nueva ley es que la pesca se hará sin muerte y, únicamente, a mosca y a cucharilla, en casi todos los ríos, reservando unos pocos tramos para la pesca tradicional, con un cupo de dos truchas y con un acceso limitado a unos pocos pescadores al día. A ello se añade el hecho de que las reservas de permiso han de hacerse por Internet o, si aún hay disponibles, por teléfono.

Etiquetas
stats