Ponferrada negociará con los sindicatos para ampliar en 2018 la plantilla de la Policía Municipal

Policía Municipal de Ponferrada.

Ical

El Ayuntamiento de Ponferrada iniciará a lo largo de este año las negociaciones con los sindicatos para convocar, ya de cara al año 2018, nuevas plazas en el cuerpo de la Policía Municipal de la capital berciana, según anunció hoy la alcaldesa de la ciudad, Gloria Fernández Merayo. La ampliación de plantilla podría producirse siempre que el Ayuntamiento cumpla su objetivo de rebajar este año el endeudamiento municipal por debajo de la barrera del 75 por ciento de los recursos liquidados propios, matizó la regidora.

En ese sentido, Fernández Merayo vaticinó que “si este año los presupuestos se aprueban en la línea que hemos propuesto, por fin bajaríamos de esa barrera”. Según los cálculos que maneja el equipo de Gobierno, esa situación podría producirse “hacia el mes de octubre”, explicó la alcaldesa, que recordó que “a partir de ahí ya se puede ampliar la plantilla de funcionarios”.

Al respecto, la regidora ponferradina recordó que la Policía Municipal es “un cuerpo con personal muy escaso” y cifró entre 25 y 30 el número de efectivos que haría falta contratar para cumplir con los parámetros que corresponden a una ciudad con la población de la capital del Bierzo. “El objetivo de este año es iniciar negociaciones con los sindicatos para convocar ya en 2018 esas plazas de las que tan necesitada está Ponferrada”, adelantó Fernández Merayo, que explicó que “los otros servicios pueden trabajar con personal interino”.

Negociaciones sobre los presupuestos

En cuanto a los contactos con el resto de grupos políticos para aprobar los presupuestos municipales del año en curso, la alcaldesa avanzó que los responsables del equipo de Gobierno ya se han reunido con todos los grupos políticos del Consistorio, a excepción de Ponferrada en Común (PeC). “Como primera toma de contacto no está mal, aunque nos gustaría que hubieran concretado un poco más sus propuestas”, explicó la regidora, que resumió el estado de las negociaciones con un lacónico “estamos avanzando”. En esa línea, la alcaldesa apostó por “darle su tiempo” a la oposición y recordó que el “proceso interno” que atraviesa el PSOE a nivel nacional “lo marca todo”.

Según Fernández Merayo, el equipo de Gobierno ya habría comunicado al resto de grupos que su objetivo prioritario para este año pasa por “rebajar la deuda municipal”. Además, los responsables municipales planean “ampliar la recaudación”, a través de la promoción del censo de nuevos habitantes, así como “ajustar gastos en algunas partidas para incrementar otras”.

En ese sentido, la alcaldesa apostó por unas cuentas “un poco más expansivas”, que permitan poner en marcha “obras importantes que necesita Ponferrada”. Al respecto, la regidora anunció que los responsables del Consistorio continuarán buscando financiación fuera para acometer esas obras, aunque recordó que el Ayuntamiento tendrá que cofinanciarlas.

Etiquetas
stats