Nace en León un cuatripartito autonómico que pide una financiación que se ajuste al coste de los servicios por territorio

Los presidentes de Castilla y León, Aragón, Asturias y Galicia (de izda. a dcha.) hoy en la capital leonesa.

Elena F. Gordón/Ical

Un nuevo modelo de financiación autonómica que tenga en cuenta el coste real de la prestación de los servicios y la realidad poblacional, que establezca mecanismos de nivelación y que no perjudique a las comunidades más cumplidoras. Son algunos de los pilares de la declaración institucional que hoy suscribieron en la capital leonesa los presidentes autonómicos de Castilla y León, Asturias, Galicia y Aragón, Juan Vicente Herrera (PP), Javier Fernánde (PSOE), Alberto Núñez Feijóo (PP) y Javier Lambán (PSOE), respectivamente.

El documento recoge en primer lugar la “necesidad perentoria de defender como prioritaria la definición del nuevo modelo de financiación autonómica”; un marco, subrayó el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que “debe partir de las necesidades de gastos reales, esto es, del coste efectivo de la prestación de cada servicio en cada lugar”.

Por ello, dijo, y “con pleno respeto, cómo no, del criterio poblacional”, entienden que deben tenerse en cuenta variables que son las mismas en las cuatro comunidades -que suman 7,5 millones de habitantes y el 36 por ciento del territorio nacional- que determinan el coste específico de esos servicios, como los fijos, la orografía, la superficie, la dispersión, la baja densidad, la baja tasa de la natalidad o el envejecimiento y el sobre-envejecimiento. La evaluación de esas necesidades reales, añadió, debe hacerse de forma específica en lo que atañe a la sanidad, la educación y los servicios sociales. En el caso concreto del gasto sanitario, dijo, debe tenerse en consideración que supone ya en estas autonomías un 40 por ciento de su presupuesto.

Esperan un consenso multilateral en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera pero también quieren dejar clara su postura como territorios menos endeudados que otros y cumplidores con sus obligaciones financieras. “Debe abordarse la situación de los mecanismos extraordinarios de apoyo a la liquidez habilitado por el Gobierno pero siempre bajo la premisa de que las diferencias en el volumen de deuda acumulada no son consecuencia de un eventual mejor o peor trato del actual modelo a las comunidades, sino algo tendrá que ver la gestión que cada una de ellas haya realizado, el esfuerzo que cada una de ellas haya hecho”, manifestó Herrera y añadió que, en cualquier caso “las medidas que puedan llegar a adoptarse respeten la igualdad de trato entre todas las comunidades autónomas”.

Ni regalo, ni subsidio

Los cuatro presidentes coincidieron en señalar sus posturas compartidas de lealtad institucional en el marco constitucional, de cohesión territorial y de solidaridad en todo el Estado. “Una transferencia de unos territorios a otros en ningún caso es un regalo ni un subsidio sino que es un derecho por pertenecer a un mismo espacio único compartido, que en este caso se llama España”, defendió el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández.

“La lógica de este encuentro sería incomprensible para quienes intentan transformar los límites autonómicos en fronteras y los desacuerdos políticos en franjas insalvables pero estoy seguro de que la inmensa mayoría de los españoles quiere que se recupere la vocación dialogante y pactista”, aseveró el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

Las cuentas claras

“Lo que buscamos exclusivamente son las cuentas claras; el coste efectivo de lo que cuesta prestar una servicio, lo que haría un Estado que no estuviese descentralizado. Nunca se haría un sistema de financiación exclusivamente en función del número de habitantes sino del coste efectivo”, resumió Feijóo.

El presidente gallego añadió que hay comunidades cuyos ingresos evolucionaron durante estos años y, sin embargo, tuvieron un gasto menor “y eso quiere decir que ha habido un mayor ajuste y algunas hemos utilizado con mucha menos intensidad los recursos del Estado y otras con mucha más”.

El presidente del del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Lambán, señaló que “una España avanzando a dos velocidades; con una insuficiencia de financiación debida a la despoblación y otra con una financiación menos conseguida, ni se atiene al espíritu constitucional ni a los elementales principios de justicia y equilibrio que creo que nos inspiran a los aquí reunidos”.

Herrera rechazó que una posible reestructuración de la deuda castigue a las comunidades que menos endeudadas están y mostró su preocupación por una eventual “campaña que las clasifique en infra-financiadas y supra-financiadas”. “Si se intenta, para conciliar o buscar el apoyo de determinadas comunidades, premiar a aquellas que han embolsado un mayor endeudamiento o han necesitado acudir en más ocasiones al Gobierno, estamos haciéndonos trampas al solitario y perjudicando a los que han cumplido y eso no lo vamos a consentir”, afirmó.

“Parece que el ministro de Hacienda se ha caído del caballo camino de Damasco, ya no hay quitas. Estamos dispuestos a contemplar el estado de la cuestión y el endeudamiento acumulado y ver con qué fórmulas se puede ayudas a todas las comunidades, peron a condición de que no se vincule el distinto volumen de endeudamiento al anterior modelo de financiación y de que si hay alguna fórmula, sea equitativa para todos”, concluyó.

Reto demográfico

La segunda pata de la declaración institucional suscrita hoy en el Palacio del Conde Luna de León se refiere a la realidad poblaciones de los territorios. Todos coincidieron en señalar que urge la presentación de la Estrategia Nacional frente al Reto Democrático y que se tenga en cuenta que la crisis demográfica es un problema de Estado, para el que hay que buscar soluciones y políticas que impliquen a todo el país.

Además, dada las características demográficas que comparten las cuatro comunidades (despoblación, dispersión territorial, envejecimiento) consideran de especial importancia la elaboración y puesta en marcha de una Estrategia de Cooperación Territorial contra la Brecha Digital que abarque las medidas que permitan alcanzar los objetivos europeos de banda ancha ultrarrápida (cobertura de más de 30Mbps para toda la población en el año 2020 y la mitad de hogares contratados de más de 100Mbps).

Después de la reunión de trabajo en el histórico Palacio del Conde Luna los presidentes de Castilla y León, Asturias, Galicia y Aragón comieron juntos en uno de los establecimientos más tradicionales del casco antiguo de la capital leonesa, la Bodega Regia, muy próxima a la sede del encuentro.

Etiquetas
stats