La Junta sugiere al Consejo Comarcal del Bierzo que si quiere más competencias las pida a los Ayuntamientos

César Sánchez / ICAL Reunión del director de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González, con alcaldes del Bierzo para informar sobre el borrador de unidades básicas de ordenación de servicios del territorio

V. Silván/Ical

El director de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González, aseguró hoy que el siguiente paso en el desarrollo del Consejo Comarcal del Bierzo debe ser dado por los ayuntamientos con la cesión de algunas de sus competencias. “Hasta ahora el único esfuerzo lo ha realizado el Gobierno regional; el Consejo debe sentar a los alcaldes y plantearles qué ocurre con determinadas competencias que ahora están siendo mancomunadas y que sería más idóneo que se dieran a la institución comarcal”, añadió.

Así lo puso de manifiesto el responsable autonómico, que hoy se reunió con los alcaldes del Bierzo para informarles sobre el borrador de las unidades básicas de ordenación y servicios del territorio. “No debemos perder de vista que el núcleo importante de competencias que ahora el Consejo Comarcal podría ampliar están en los ayuntamientos y con ellos es con los que tiene que hablar”, insistió González, que recordó que el 90 por ciento de sus competencias actuales son competencias de la Junta, que ofreció para garantizar su autonomía.

En esta línea, reconoció que se seguirán dialogando para encontrar el encaje del Consejo Comarcal dentro de la nueva Ley de Ordenación, Servicio y Gobierno del Territorio y descartó que la comarca berciana pueda corresponderse con una única unidad básica. “Las unidades básicas van a ser la mínima pieza del puzzle con la que todos debemos funcionar y la propia ley dice que cada unidad básica se corresponda con una zona básica de salud”, explicó González, para puntualizar que “pretender que el Bierzo fuera una sola unidad básica haría imposible la prestación del servicio sanitario”.

A este respecto, añadió que la comarca cuenta con siete zonas básicas de salud y que no es posible aglutinarlas en un único centro. “La pieza grande no nos sirve y este modelo hay que entenderlo más allá de las legítimas expectativas que tenga la comarca del Bierzo y la institución comarcal por el desarrollo de mayores competencias”. Así, insistió en recomendar que esa voluntad de ampliación de competencias debe trasladarla a los municipios, para que estos sean los que a través de la constitución voluntaria de esas mancomunidades de interés general -que también prevé la ley- quieran trasladar sus competencias locales para el mejor desarrollo del Consejo Comarcal.

Única comarca en Castilla y León

Por su parte, el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, reclamó que “se tenga en cuenta en cuenta, al albor de la Ley de la Comarca de 1991 y su modificación de 2010, ese hecho diferencial que tiene el Bierzo como única comarca en Castilla y León”. “Lo único que pretendemos es que eso se plasme también en la Ley de Ordenación y Servicios”, insistió.

En este sentido, reconoció que habrá que negociar y que, efectivamente, “a nadie se le escapa que no sólo son las competencias que nos pueda transferir la Junta sino también los ayuntamientos”. Álvarez Courel entiende que hay municipio más proclives a esa cesión, especialmente aquellos cuyos servicios son deficitarios, mientras que otros son más reacios y quieren seguir manteniéndolos porque les suponen una fuente de ingresos.

“Vamos a ver si se puede que sea el Consejo quien se haga cargo de esas mancomunidades para que el Bierzo pudiera ser una gran mancomunidad de de interés general y que ese hecho diferencial nos permita gestionarlas”, valoró el presidente comarcal, que adelantó que la institución está elaborando las alegaciones que se llevarán a pleno para su aprobación y presentación en la Junta. “Estamos en plazo y queremos hacer un documento adecuado y con contenido que pueda tener cabida en esa ley y evitar hacer algo sin contenido por las prisas de ser los primeros ”, precisó.

Un nuevo modelo

El director de Ordenación del Territorio y Administración Local trasladó a los alcaldes bercianos cómo es el nuevo modelo ordenación del territorio de la Junta de Castilla y León. Así, destacó que es fruto de un amplio consenso político y participación ciudadana y de todos los representantes locales y que, tras la aprobación de la Ley de Ordenación y Servicios en 2013 y el desarrollo de las áreas funcionales estables -en el Bierzo, la de Ponferrada y los municipios de su alfoz-, ahora queda el tercer paso con el establecimiento de las unidades básicas.

Estas unidades servirán a la Junta para la prestación de los servicios autonómicos y subsanar las diferentes zonificaciones establecidas en el mismo territorio en el momento en el que recibieron competencias como fueron las de servicios sociales, agricultura, educación y sanidad. “Nos encontramos una serie de zonificaciones del propio gobierno autonómico que no son plenamente coincidentes”, aclaró González.

De esta manera, las unidades básicas de ordenación y servicios valdrán a todos y cada uno de los departamentos de la Junta para poder acomodar esos servicios y garantizar su cercanía y calidad. Asimismo, ofrece a las entidades locales la posibilidad de prestar una serie de servicios a través de mancomunidades de interés general con la unión de entre una y cinco unidades básicas.

En este momento su diseño está en fase de participación ciudadana a través del portal 'Gobierno Abierto' hasta el 31 de diciembre para presentar alegaciones, después se dará traslado a la Diputación provincial para su informe en febrero y se oirá a los ayuntamientos a través de notificación individualizada, para que sea publicada nuevamente en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) y se puedan realizar las últimas alegaciones antes de pasar por las Cortes, donde debe ser aprobada por dos tercios de la cámara.

Etiquetas
stats