Herrera reivindica una estrategia demográfica y una financiación que reconozca a Castilla y León

Eduardo Margareto/Ical. El presidente autonómico del PP, Juan Vicente Herrera, junto al presidente nacional, Mariano Rajoy, al comienzo de la convención nacional en Valladolid

ileon.com/ical

El presidente del PP en Castilla y León y de la Junta, Juan Vicente Herrera, pidió este viernes a Mariano Rajoy una estrategia nacional para luchar contra la pérdida de población, reivindicó un modelo de financiación autonómica que atienda el perfil de la Comunidad autónoma y defendió cambios en el modelo territorial de España, sin renunciar a la reforma de la Constitución.

Herrera inició su intervención en la Convención Nacional del PP con el recuerdo a las personas que peor lo están pasando por la crisis económica, como los casi seis millones de parados en España y los más de 250.000 en Castilla y León, aseguró que la salida de la recesión no será tal hasta que se cree empleó y apeló a la obligación de su partido para ofrecer cercanía, atención, soluciones y alternativas.

Reclamó un “gran esfuerzo” para abrir la sociedad a los jóvenes y no permitir que haya “generaciones perdidas” y apeló al “reto demográfico”, un “enorme problema” en comunidades, como Castilla y León con una debilidad poblacional, que unió a la marcha de inmigrantes por la crisis económica. En ese marco, pidió a Rajoy “la adopción de una clara estrategia nacional, en la que participemos todos, vinculadas a las políticas de la Unión Europea”.

Herrera solicitó ese apoyo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando Castilla y León, Asturias, Galicia y Aragón han firmado un documento en la primera cumbre demográfica de España para recuperar población.

Precisamente, ante lo que significa Europa, con unos fondos para la Comunidad necesarios, y las próximas elecciones de mayo al Parlamento Europeo sobre la mesa, Herrera afirmó que sus retos se concretarán en un programa en el que tendrán cabida los proyectos de más interés para Castilla y León, como el reto demográfico, la formación, el empleo de los jóvenes o la defensa de las mismas rentables a partir de 2018.

Modelo de financiación

Tras una defensa de las reformas de Rajoy ante “graves errores” del anterior ejecutivo y de recordar asuntos en los que la Junta ha disentido “lealmente”, porque “no nos han votado para que nos limitemos a poner la alfombra” al Gobierno, Herrera reivindicó un modelo de financiación autonómica que atienda el perfil de Castilla y León.

Después de reconocer que es una “reforma sensible y difícil”, defendió que la nueva financiación, tras el déficit crónico provocado por el actual, tiene que ajustar el peso de la población con otras variables, como el envejecimiento, la dispersión, la densidad o extensión territorial, pero unió también las infraestructuras básicas, el patrimonio artístico y el natural.

Para ello, abogó por los acuerdos políticos y sociales y recordó los alcanzados en Castilla y León, tanto en asuntos de comunidad como en el ámbito del Diálogo Social. Tampoco se olvidó de la financiación local, ligada, igual que la financiación autonómica, a la reforma fiscal que el Gobierno va a poner en marcha.

Sobre la reforma local que acaba de aprobarse en las Cortes Generales, después de la “crítica constructiva” de la Junta de Castilla y León, Herrera manifestó que su aplicación tiene que ser ahora compatible con el modelo de ordenación autonómico, apartado que aprovechó para elogiar el trabajo de los alcaldes y concejales que velan sin retribución por sus pueblos.

Modelo territorial

Herrera dejó en el auditorio, ante unas 2.000 personas que asisten a la convención, su rechazo a la propuesta soberanista de Cataluña y a la recentralización de competencias, para defender el modelo de un autonomismo útil basado en la cooperación. “Es perjudicial para el conjunto de España, nos divide y nos genera incertidumbre en unos momentos en los que se necesita más que nunca estabilidad, unión y esfuerzo compartido”, afirmó sobre el proyecto secesionista catalán. “También es una mala alternativa para Cataluña”, aseveró.

El presidente de la Junta afirmó que el Gobierno acierta en su apelación al Estado de Derecho sobre la cuestión catalana ante un proyecto que tildó de “ilegal, antihistórico e imposible”, pero también rechazó propuestas de recentralización y pidió al PP que apueste por un autonomismo últil, responsable y cooperativo. Ese autonomismo útil ha llevado a Castilla y León a tener unos servicios sociales de calidad, sostuvo Herrera.

Aunque pidió, cuando se recupere el crecimiento económico, abordar “debates eternos” sobre el modelo territorial, donde incluyó la colaboración horizontal entre las autonomías y la vertical de éstas con el Estado, las conferencias sectoriales o los mecanismos de solidaridad. De esa mejora, no excluyó Herrera una reforma de la Constitución para reconocer al Senado como Cámara Territorial o para una delimitación de competencias, desde el consenso económico y social.

Etiquetas
stats